LA VERDADERA Y TRISTE HISTORIA DE UNA CÁNDIDA MINISTRA Y SU COLEGA EMPODERADA. LO QUE DIJO, LO QUE SE ENTENDIÓ Y LO QUE TRAJO POR CONSECUENCIA. COMO BONUS TRACK, ALGO SOBRE SUPOSITORIOS, DRAGONES E ITALIANOS.

I
Se fue cortá la doctora
(la Ministra, no la Ésta):
Una sincera respuesta
la convirtió en peladora.
No se acordó esta señora
que es del todo conveniente
a un ministro ser prudente,
y no pisar el palito
donde hay lucro o hay delito,
mostrándose indiferente.

II
Por decir la verdadera,
lo que todo el mundo sabe,
la Ministra ya no cabe
en la Nueva Mayorera.
Le quitaron la Cartera
por ir contra gente fina
(la que pasa la escofina
sin ni siquiera un exhorto).
Por hablar sobre el aborto
echaron a Helia Molina.

III
Si es titular de Salud
algo tiene que saber
sobre el diario acontecer
en este tema tabú.
Hace falta mucha luz
sobre este tópico oscuro
que cuenta en sus datos duros
con cifras muy alarmantes.
Mientras tanto, la reinante,
fue al matrimonio de Arturo.

IV
¿Cómo no la iban a echar
si perjudica el negocio?
¡‘Tan peligrando los socios
de un giro espectacular!
Salen todos a negar
una verdad verdadera
y queda la escandalera
cuando Molina denuncia.
Le han pedido la renuncia
por abrir la sanguchera.

FENÓMENO FÍSICO: ¿VASOS COMUNICANTES? LAS BAJAS PRODUCEN ALZAS, PERO NO VICEVERSA.

Como bajó la bencina,
Viene el alza de pasajes
para que sufra el perraje
que no tiene limusina.
En medio ‘e la chimuchina
y la fiesta de Año Nuevo,
aprovechan el relevo
pa’l nuevo supositorio,
y al Gobierno, en su escritorio,
el pueblo le importa un huevo.

¿POR QUÉ SONRÍE EL DRAGÓN? o ¡MARCHE UN ITALIANO, MAESTRO!

Ahora la Laboral
despierta mis prevenciones
al ver que ciertos patrones
la vienen a respaldar.
Algo ya me huele mal
en esta negociación
y late mi corazón
desconfiando del “amigo”,
cuando veo al “enemigo”
sonriente como un dragón.

Le piden al italiano
que otorgue su bendición
a la reforma en cuestión,
recurriendo al besamanos.
Se olvidan estos fulanos
que la Iglesia y el Estado
hace tiempo han separado
sus oficios terrenales.
Trabajo y Hacienda salen
a rogar, arrodillados.

Deja una respuesta