EN LA QUE SE REFIERE ALGUNAS ACTIVIDADES –SANAS, EN APARIENCIA–, TALES COMO ALMUERZOS, DEPORTES, CHARLAS, YATES Y NAVEGACIONES, OTRAS TORCEDURAS Y… ¡ QUE SIGA EL CORSO!

I
Entre las doce y las tres
es la hora de almorzar,
la hora de conversar
pa’ relajar el estrés.
Puede tomarse un café,
o alguna agüita caliente;
después se lava los dientes
para volver al trabajo,
y a seguir pelando el ajo,
se vuelven los dependientes.

II
Aunque esté en el hoyo nueve
también a l’hora de almuerzo,
el golfo pausa el esfuerzo
y al negociado se mueve.
Así, de lunes a jueves
se va mejorando el par.
Saber cuál palo va a usar
al estar cerca del hoyo
y tratar de morir pollo
al tener que declarar.

III
También hay otras maneras
de almorzar ganando plata:
Asesorando al pirata
que enarbola la bandera;
después se limpia la pera
y aquí no ha pasado nada.
Con la boleta tirada
por apenas veinte palos,
y haber servido a los malos,
se emprende la retirada.

IV
Por un almuerzo charlado
le pagan veinte melones,
pa’ contarle a los paltones
por dónde falla el Estado.
¿Qué cosas habrá contado
en aras del contratante
que pagaron tan campantes
la plata que se comenta?
La cosa es que puede, Penta,
comprarse al más militante.

V
Otra manera barata,
es almorzar en un bote,
de paso aumenta la dote
a la niña-candidata.
Se invita a la flor y nata
se ofrece un trago e’ champaña,
unas patitas de araña
y un sanguchito e’caviar,
y el que sale a navegar
financiará la campaña.

VI
Mejor, si lo hace en Niu Yor
donde existe más billete,
sin los roteques metetes
champurreando en español.
Así, el almuerzo, señor,
–por la bahía gigante–
será del todo elegante,
remedando a nuestro Pancho.
El recaude dará el ancho
pa’ engatusar al votante.

VII
Cuando llega la primicia,
el pueblo ya está entregado:
el Chupete contratado
acapara las noticias.
Ha ocupado la estulticia
las noticias del canal
y se apronta el personal
a consumir, anhelante,
el hecho más impactante:
¡Chile tiene Festival!

Deja una respuesta