El abogado Juan Carlos Manns, representante de Carolina Paz Quintana, hija del teniente coronel de Ejército condenado por violaciones a los Derechos Humanos Raúl Quintana, presentó ante el 8° Juzgado de Garantía de Santiago un requerimiento en donde acusa un supuesto «amedrentamiento mediático» del periodista Javier Rebolledo, contra quien el jurista ingresó recientemente una acción judicial.

Cabe recordar que a mediados de julio Manns presentó una querella contra Rebolledo por las supuestas injurias y calumnias en que habría incurrido el investigador, al publicar en su libro Camaleón: doble vida de un agente comunista parte del historial policial y judicial del ex teniente coronel Quintana. La Corte de Apelaciones de Santiago acogió dicho requerimiento, citando al periodista a una audiencia para el próximo 16 de agosto, con apercibimiento de la fuerza pública, abriendo la posibilidad de una pena de cárcel.

Javier Rebolledo decidió hacer público lo ocurrido a través de sus redes sociales y luego en medios de comunicación, lo que se tradujo en un rotundo rechazo de organizaciones de Derechos Humanos y del Colegio de Periodistas, así como en muestras públicas de solidaridad de estas agrupaciones y de colegas del investigador, y que tendrán su mayor expresión en el acompañamiento durante la mencionada audiencia de mediados de agosto.

Es a raíz de esto que el abogado Manns presenta su escrito a la Justicia, en donde acusa a Rebolledo de «hacer de esta causa un juicio mediático», lo que califica además como «populista he irrisorio (sic)». «La conducta del querellado a generado amedrentamientos mediáticos para esta parte desde el momento que llama a todo tipo de personas (…) a hacer con ello una defensa corporativa del periodismo (sic)», añade el jurista.

En ese sentido, Manns sostiene que todo ello «desplaza la atención a hitos que no tienen que ver con el juzgamiento de acuerdo a la visión del querellante de que se castigue una conducta individual reprochable penalmente».

Cabe recordar que Raúl Quintana Salazar -quien se encuentra recluido en Punta Peuco- cumple más de 15 años de condena por secuestro, desaparición de personas, asociación ilícita y tortura.

Javier Rebolledo definió la particular nueva arremetida legal del abogado Manns y sus representados como una «bajeza ética».

Por Politika

Deja una respuesta