La directiva del Colegio de Profesores anotó un nuevo respaldo político para la protesta nacional del 8 de agosto. A través de una serie de reuniones en el Congreso, los representantes del Magisterio habían capturado el apoyo de las bancadas DC y PPD. Durante esta jornada, el Frente Amplio fue el conglomerado que se puso detrás del gremio, ante la “respuesta nula” del Gobierno en relación a una serie de materias.

 

“Queremos que se termine con el agobio laboral docente, que se termine con la estandarización brutal de la educación chilena y los rankings, que han hecho un daño tremendo a la educación. Queremos una escuela más democrática, que el Gobierno se comprometa con el proceso de implementación de la Educación Pública, queremos que se hagan correcciones a la carrera profesional docente, que tiene una serie de problemas. Este mes debieron pagarse lo nuevos tramos a los docentes y no se les pagó”, expuso Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores a la salida del encuentro con la bancada frenteamplista.

 

Desde el FA recogieron el guante y se manifestaron total “disposición para trabajar en conjunto”. En este sentido, el diputado Tomás Hirsch (Partido Humanista) afirmó que “el petitorio del Colegio de Profesores es absolutamente razonable y se refiere a cuestiones que son fundamentales de resolver: la deuda histórica, las pruebas de estandarización, que pretenden que la educación sea homogénea sin entender las diferentes realidades que enfrentan los niños, y el agobio laboral al que se ven enfrentados los profesores”.

 

“Hoy el país está en deuda con sus profesores y necesitamos darles una respuesta, porque eso significa mejor educación para nuestros niños y significa salir de esta lógica neoliberal en que está enfrascado el Gobierno”, agregó el parlamentario.

 

La protesta nacional del 8 de agosto no contempla la suspensión de clases, sino que un conjunto de actividades al interior de los recintos educacionales. “En la mañana estamos llamando que al interior de las escuelas se puedan llevar a cabo expresiones de manifestación de los docentes, como los campanazos, asambleas, alargar los recreos, marchas al interior del establecimiento y conversar con nuestros estudiantes”, explicó Carlos Díaz, presidente regional metropolitano del Magisterio a Politika.

 

Deja una respuesta