La Corte Suprema confirmó las sentencias dictadas por la Corte de Apelaciones de Santiago que otorgaron la libertad condicional de dos condenados por crímenes de lesa humanidad.

 

En el primer fallo, y de forma unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal del país ratificó la sentencia que concedió el beneficio al brigadier (r) del Ejército, Emilio De la Mahotiere González, condenado a 3 años y 1 día en calidad de encubridor de homicidio calificado en el caso Caravana de la Muerte, episodio Antofagasta.  Cabe recordar que este uniformado es trístemente célebre por haber sido el piloto de la temida comitiva que a bordo de un helicóptero Puma del Ejército recorrió parte del norte y sur de Chile ordenando el fusilamiento de personas privadas de libertad tras el golpe de Estado de 1973.

 

En el segundo fallo, y en decisión dividida, la misma sala de la Corte Suprema  confirmó el beneficio para Moisés Retamal Bustos, condenado a la pena de 6 de años de presidio mayor en su grado mínimo como autor de secuestro calificado, en el caso de la desaparición de tres ciudadanos uruguayos en 1973, en el sector de San José de Maipo. 

Helicóptero Puma, de la Caravana de la Muerte

 

El tribunal argumenta en su resolución que «las Convenciones suscritas por Chile en materia de Derechos Humanos no impiden reconocer a los condenados su derecho a reincorporarse a la sociedad mediante mecanismos como el de la Libertad Condicional». En ese sentido, se añade que  ambos ex militares cumplen «los extremos legales y reglamentarios para acceder a la Libertad Condicional».

 

Siete criminales libres

 

 

Cabe recordar que durante la jornada de este martes ya se había dado a conocer que la Corte Suprema acogió los recursos de amparo presentados por las defensas de cinco ex agentes del Estado condenados por crímenes de lesa humanidad -recluidos en los penales de Punta Peuco y Colina 1- y les otorgó igualmente la libertad condicional.

 

La misma Segunda Sala del máximo tribunal accedió al beneficio en favor de los criminales Gamaliel Soto Segura, Manuel Pérez Santillán, José Quintanilla Fernández, Hernán Portillo Aranda y Felipe González Astorga. Esto, tras establecer que los amparados cumplen con los requisitos legales para acceder a la libertad condicional y que no existe impedimento en la legislación internacional para denegar dicho derecho a los sentenciados por crímenes de lesa humanidad.

Por Politika

Deja una respuesta