El pasado 21  de  Agosto la Red de Sobrevivientes del Abuso Eclesiástico de Chile realizó una velatón bajo el nombre “Más vale casarse que calentarse” frente a la Catedral de Santiago para exigir justicia, sensibilizar a la sociedad y desterrar definitivamente el «cascarón de silencio» impuesto por las autoridades eclesiásticas en todo el mundo.

 

 

 

“Buscando reunir a todas y todos quienes creemos en una sociedad sin abusos de ningún tipo, en especial aquellos cometidos por miembros de la Iglesia. Con velas encendidas en representación de la verdad que ilumina el camino de las víctimas y con flores por aquellos que aún sufren en silencio”, expresó en una declaración la Red de Sobrevivientes. Decenas personas se sumaron a la proclama «Otra iglesia es posible», de la Red Laicas  y Laicos de Chile.

 

 

Hasta el momento son 73 personas investigadas judicialmente en 38 causas en curso que afectan a un centenar de víctimas, la mayoría de ellas menores de edad al momento de cometerse los crímenes.

Deja una respuesta