Parece que la oposición le ha declarado la guerra al gobierno. Una serie de acciones, si no concertadas sí encadenadas, se han venido sucediendo desde inicios de esta semana como efectos, directos o bien colaterales, del proyecto de reajuste del salario mínimo, hoy en la papelera legislativa, la reforma tributaria y el incidente de Quintero, que remeció no sólo el vehículo oficial de Sebastián Piñera sino a su hoy ya no tan flamante ministra de Medio Ambiente Carolina Schmidt.

 

La prensa chilena de esta mañana se hace cargo, de forma aislada pero continuada, del “nuevo escenario”. El primero de nuestra lista lo perfila el portal de Bío Bío: “Al rechazo de la oposición al veto sustitutivo del Gobierno que hizo inviable un reajuste del sueldo mínimo, el oficialismo desplegó una campaña a través de redes sociales denominada “No al bloqueo”, con la que acusaron a la centroizquierda de negarse a aprobar el incremento del sueldo base”. La ministra Cecilia Pérez fue ayer una entusiasta en la campaña #Noalbloqueo.

 

Anoche twitter se espesaba con estos mensajes: parlamentarios y figuras del Frente Amplio denunciaban que el gobierno a través de esta campaña ha vulnerado el dictamen 16.518 de la Contraloría de 2018 en el que establece claramente que las redes sociales institucionales no pueden tener mensajes que favorezcan tendencias o partidos políticos. Hoy en la madrugada ya circulaba un tuit de la Contraloría en el que recordaba el citado dictamen.

 

Ante ello, durante la mañana de este jueves el senador Alvaro Elizalde (PS) y el diputado Raúl Soto (DC) harán el requerimiento en la Contraloría.

 

El “nuevo escenario” denominado por La Tercera se levanta también en la crisis, en pleno desarrollo, de Quintero. “En el marco de los casos de contaminación en la Quinta Región, los diputados Daniel Verdessi (DC) y Diego Ibáñez (FA) presentarán en la Contraloría de Valparaíso una solicitud por posibles contravenciones al principio de probidad de la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt”, dice el tabloide en su edición de hoy jueves.

Piñera visita a una enferma ern Puchuncaví

Por qué. Esto por los presuntos vínculos e intereses de Schmidt con la firma de la zona Oxiquim S.A., que podrían estar afectando su imparcialidad en las indagatorias de contaminación en Quintero y Puchuncaví. Su esposo, han dicho portales informativos, fue socio durante 17 años de Oxiquim.

 

 

A la oposición le ha costado despertar tras la presentación de la nueva reforma tributaria que, en los hechos, no sólo desmantelaba la ley presentada hace cuatro años por el gobierno de Michelle Bachelet, sino también aquella construcción algo endeble pero armazón a fin de cuentas denominada “el legado de Bachelet. Este lunes, decimos, la oposición ha despertado y ha presentado una minuta de diez puntos en la que demuestra que la reforma tributaria de Piñera “no es tan pro pyme”.

 

¿Proyecto Pro Pyme? Así se titula el documento que el lunes se socializó entre los asistentes a la reunión técnica de la oposición -entre quienes se contó a los ex titulares de Hacienda Rodrigo Valdés y Nicolás Eyzaguirre, y al ex subsecretario Alejandro Micco- para definir la línea con que se enfrentarán al gobierno en torno a la reforma tributaria, dice La Tercera. «A los técnicos y parlamentarios de oposición les preocupan tres aspectos de la reforma propuesta por el gobierno de Sebastián Piñera: la reintegración, la norma antielusión y el debilitamiento del Servicio de Impuestos Internos».

 

Ante este nuevo acto, o nueva escena, Chile Vamos  sólo apela a la racionalidad: “A la oposición razonable”. Ese es otro capítulo.

 

 

Deja una respuesta