El Ministro en Visita extraordinaria para causas de violaciones a los Derechos Humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, condenó el viernes a veinte secuestradores y homicidas de la Dirección Nacional de Informaciones (DINA) y absolvió a otros 32 por falta de pruebas jurídicas. La causa Rol N° 2.182-1998, denominada Episodio Operación Cóndor, contiene 909 hojas.

El proceso estuvo paralizado por casi dos años debido a que el Tribunal Constitucional no se pronunciaba, en un accionar de amparo e impunidad hacia criminales de lesa humanidad. Siete casos de secuestros y cinco de homicidios calificados, en el marco de la denominada “Operación Cóndor”.

El ministro Carroza logró establecer la siguiente secuencia de hechos: “Que a raíz de los acontecimientos acaecidos en el país el día 11 de septiembre de 1973, el Gobierno Militar instituye de manera formal el 25 de noviembre de 1975, en reunión plasmada en la ciudad de Santiago, Chile, un plan de coordinación de acciones y mutuo apoyo entre los líderes de los servicios de inteligencia de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay y Chile, destinado a desestabilizar a los opositores a los regímenes asumidos por las Fuerzas Armadas y de Orden”.

“Que este vínculo generaba de manera estatal e inmediata una realidad que ya se había forjado en acciones concretas entre los países aludidos, esto es, seguimientos, detenciones, interrogatorios bajo tortura, traslado entre países, desaparición o ejecución de personas contrarias a los gobiernos instituidos de facto”.

“Los agentes de inteligencia de nuestro país, en estos casos, coludidos con los de Argentina, Paraguay y Bolivia, no solo concertaron la detención de las víctimas, sino que también crearon las condiciones para encerrarlos y trasladarlos a nuestro país, con el siniestro propósito de confinarlos en recintos clandestinos para interrogarlos, torturados y luego proceder con extrema crueldad, a eliminarlos”.

El ministro condenó a los generales Cristoph Georg Willeke Floel y Raúl Eduardo Iturriaga Neumann a 17 años de presidio efectivo, en calidad de autores del delito reiterado de secuestro calificado de Luis Gonzalo Muñoz Velásquez, Juan Humberto Hernández Zaspe, Manuel Jesús Tamayo Martínez, Julio del Tránsito Valladares Caroca (los cuatro socialistas), Héctor Heraldo Velásquez Mardones, Alexei Vladimir Jaccard Siegler (ambos comunistas y Jorge Isaac Fuentes Alarcón (del MIR). Y como autores del delito de homicidio calificado de Ricardo Ignacio Ramírez Herrera, Ruiter Enrique Correa Arce y Hernán Soto Gálvez (los tres comunistas) y de Matilde Pessa Mois y Jacobo Stoulman Bortnik (matrimonio e independientes de izquierda).

Además, el ministro Carroza condenó al coronel Juan Hernán Morales Salgado y al general Pedro Octavio Espinoza Bravo a la pena de 15 años y un día. Al General, Jorge Marcelo Escobar Fuentes, al Comandante, Federico Humberto Chaigneau Sepúlveda y Oficial, Miguel René Riveros Valderrama a 15 años y un día de presidio. A la Oficial enfermera cianurista, Gladys de las Mercedes Calderón Carreño y el Coronel, Carlos José Leonardo López Tapia a 10 años y un día de presidio.

Los sub-oficiales José Alfonso Ojeda Obando, Eduardo Alejandro Oyarce Riquelme y Héctor Raúl Valdebenito Araya deberán cumplir 7 años de presidio. El general Miguel Krassnoff Martchenko, el oficial Gerardo Ernesto Godoy García, el capitán Ciro Ernesto Torré Sáez y los sub-oficiales Orlando José Manzo Durán deberán purgar 5 años y un día de presidio.

Todos los ex uniformados del Ejército, Carabineros, un Gendarme y un comisario de Investigaciones, están en retiro, recibiendo cuantiosas pensiones. Al ser agentes del Estado, el ministro condenó a indemnizar a las familias de las víctimas.

Las víctimas de la Operación Cóndor fueron secuestradas desde Argentina Mendoza y Buenos Aires, Bolivia y Paraguay, siendo traídas a Chile para martirizarlas y hacerlas desaparecer o exterminarlas.

RICARDO KLAPP SANTA CRUZ

Deja una respuesta