El politólogo y sociólogo argentino, Atilio Borón , aseguró que en el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre la demanda marítima boliviana primó el tecnicismo y una visión muy formalista del derecho, que no resolvió el diferendo con Chile.

 

«Era evidente que lo que La Haya iba a hacer era evitar producir una sentencia que pudiese, eventualmente, aportar un precedente susceptible de desestabilizar el delicado tablero de la política internacional, por eso en La Haya primó el tecnicismo y una visión formalista del derecho para emitir una sentencia que nada ha resuelto», dijo en entrevista con la Red Patria Nueva.

Este lunes la CIJ resolvió, por voto de 12 de sus 15 miembros, que Chile no tiene obligación de negociar la cesión de una salida soberana al mar a Bolivia, tras un juicio de cinco años.

Según dijo la CIJ actuó con un formalismo excesivo porque no tomó en cuenta las raíces del diferendo y mencionó que debería tener un enfoque más equilibrado donde podía ver la forma de resolver el litigio que mande a todos a una obligatoriedad.

Sugirió ir hacia adelante porque de nada sirve «llorar sobre la leche derramada» y caminar con una diplomacia inteligente que permita que algunos gobiernos amigos, acudan como facilitadores del diálogo entre Chile y Bolivia.

«La Corte optó por lavarse las manos y dejar las cosas así y creo que esto es una derrota pasajera pero que tiene que abrir algún camino, que yo espero que el Gobierno boliviano sea el primero en instalarse por ahí porque Chile no va a hacer nada», añadió.

Bolivia nació a la vida independiente, en 1825, con mar; sin embargo, en 1879, Chile invadió territorio boliviano y posteriormente se dio la guerra «no declarada» que privó a Bolivia de 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.

 

Fuente: ABI

Deja una respuesta