“Si usted me pregunta, yo como lo vi el viernes, entusiasmado, como para ir al cierre de los cursos, no había ningún indicio para que este niño se hubiese suicidado (…) Nunca lo vi con problemas, siempre lo veía en la calle con su hija en bicicleta”, señaló al medio Piensa Prensa José Morales Contreras, integrante de la agrupación Despierta la Montaña y cercano a Alex Muñoz García, dirigente que este domingo fue hallado muerto al interior de su vivienda en el sector de Santa Adela, camino La Montaña, en Curicó.

 

De acuerdo a lo que publicó el medio Teno Informado, citando al Movimiento Despierta la Montaña, Muñoz -quien prestaba servicios a Paneles Arauco, perteneciente a la familia Angelini- “llevaba adelante una serie de peticiones a la empresa por las condiciones laborales que se viven al interior de su planta en Teno, específicamente luego de dos explosiones que expusieron la vida de sus trabajadores”.

 

Alex Muñoz

Si bien José Morales sostuvo que lo que a ellos se les informó es que Muñoz se habría suicidado, agregó que al interior de Despierta la Montaña anteriormente “se empezó a especular que podía haber algo como lo de Puchuncaví, estábamos viendo que a alguien podían hacerle algo”. Esto, haciendo alusión a la extraña muerte de Alejandro Castro, quien fue hallado ahorcado el pasado 4 de octubre en Valparaíso, justo en momentos en que participaba activamente en las movilizaciones de Quintero contra la contaminación del cordón industrial ubicado en la comuna. “Cómo es posible que otro dirigente sindical se haya querido suicidar”, se cuestionó Morales.

 

Junto con ello, la noticia ha recordado el caso de Macarena Valdés, quien el 22 de agosto de 2016 fue encontrada muerta en su casa en la comunidad mapuche Newen de Tranguil en Panguipulli, la que al momento del deceso de la dirigenta llevaba a cabo una lucha contra el proyecto hidroeléctrico de la compañía austríaca RP Global y la empresa chilena de distribución eléctrica Saesa. Frente a la versión de Carabineros y a lo establecido por el Servicio Médico Legal -quienes catalogaron su muerte como un «suicidio»- la familia de «la negra» decidió encargar un peritaje al médico forense Luis Ravanal, quien terminó por descartar dicha tesis.

 

«No habían signos que demostrasen que se tratase de un ahorcamiento en vida, es decir, en el área más importante que es el cuello, que es donde una persona cuando está con vida se lesiona producto del ahorcamiento (…) No hay signos que demuestren que el cuerpo se haya suspendido a través del ahorcamiento estando con vida», señaló en enero de 2018 a Radio Universidad de Chile Luis Ravanal.

 

 

Deja una respuesta