Las organizaciones gremiales de arquitectos sacaron la artillería frente a los dictámenes del Poder Judicial y la Contraloría General de la República que han paralizado proyectos inmobiliarios, siendo los casos más emblemáticos los llamados guetos verticales de la comuna de Estación Central en la Región Metropolitana.

 

El pasado jueves a través de una nota en El Mercurio el Colegio de Arquitectos, la Asociación de Oficinas de Arquitectos, la Asociación de Directores de Obras y Profesionales de las Direcciones de Obras de Chile, la Asociación de Arquitectos Revisores Independientes de Chile y la Asociación Nacional de Revisores Independientes, difundieron una declaración pública en la que acusan que «desde hace un tiempo hemos visto afectado nuestro derecho a ejercer la actividad profesional con confianza (…) debido a la incerteza jurídica por la que atraviesa nuestro rubro».

 

A juicio de las organizaciones, los dictámenes y resoluciones de Contraloría que han anulado permisos de edificación han terminado por desconocer «la validez de los planes reguladores comunales y pronunciamientos técnicos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) y las Direcciones de Obras Municipales». En ese sentido, postulan que «se desconocen principios básicos de nuestro ordenamiento jurídico» y que con ello «se socavan las bases de nuestro sistema de planificación urbana, el ordenamiento territorial y la aprobación de proyectos de arquitectura, con efectos negativos que finalmente repercuten en el empleo y la calidad de vida de todos».

 

«¿A quién defiende el Colegio de Arquitectos?»

 

Miguel Lawner. Foto: Radio Universidad de Chile

A raíz de este pronunciamiento -en donde destaca la aparición del Colegio de Arquitectos- el reconocido arquitecto Miguel Lawner dirigió una carta a Humberto Eliash, presidente de la organización, manifestándole su «sorpresa» de que ésta se haya sumado a lo que calificó como una «campaña iniciada por la Cámara Chilena de la Construcción en contra los dictámenes de la Contraloría».

 

Lawner destaca que han sido justamente estos pronunciamientos del ente de control los que «han permitido dejar al descubierto, al menos en parte, las enormes transgresiones cometidas por grandes promotores inmobiliarios contra las Normas y Ordenanzas que rigen el ejercicio de la construcción». En ese sentido, el profesional recuerda que el juramento que realizan los arquitectos que ingresan al Colegio establece justamente que estos deberán «procurar en la arquitectura la verdad, la belleza y el servicio a la comunidad», así como «velar por la preservación, desarrollo y actualización de los valores permanentes de nuestro patrimonio cultural».

 

En contraste con ese compromiso, Lawner destaca lo ocurrido con el Permiso de Edificación N° 109-15, otorgado en Estación Central para un edificio destinado a vivienda y comercio. El proyecto -detalla- «comprende 540 viviendas, 2 locales comerciales y apenas 78 estacionamientos, alcanzando una densidad de 20.970 habitantes por hectárea y un coeficiente de constructibilidad de 15.93″. En ese sentido, con el objetivo de que se comprenda «el impacto negativo generado en el barrio por semejante barbaridad», el arquitecto explica que en dicha comuna la densidad promedio es de 79 habitantes por hectárea.

 

«¿Considera el Colegio de Arquitectos que en este caso y otros 70 Permisos de Edificación objetados por la Contraloría, se está velando por la verdad, la belleza y el servicio de la comunidad, como lo establece nuestro juramento?», pregunta Miguel Lawner a Humberto Eliash. «¿A quién defiende el Colegio de Arquitectos? ¿Defiende a la comunidad como reza nuestro juramento, o defiende a las grandes empresas inmobiliarias y Fondos de Inversión, impulsores de atentados sin precedentes en nuestra historia, cometidos contra una comunidad afortunadamente más consciente de sus derechos?», añade.

 

«Los grupos inmobiliarios se han tomado el Colegio de Arquitectos»

 

En total son 19 juntas de vecinos de la comuna de Estación Central las que junto a la Fundación Defendamos la Ciudad interpusieron los aludidos reclamos ante la Contraloría. Politika conversó con el presidente de ésta última organización, Patricio Herman, quien respaldó completamente lo expresado por Miguel Lawner y apuntó a una cooptación del Colegio de Arquitectos por parte de los agentes inmobiliarios.

 

«Miguel Lawner tiene toda la razón en criticar al presidente del Colegio de Arquitectos. Yo creo que este señor (Humberto Eliash) ya no ejerce, ya no es presidente del Colegio, los grupos inmobiliarios se han tomado el Colegio de Arquitectos. Este Colegio, que antes velaba por la buena arquitectura, ahora está apoyando a los especuladores inmobiliarios», espetó Herman.

 

En ese sentido, apuntó que el hecho de que «la Cámara de la Construcción, los desarrolladores inmobiliarios y todas estas organizaciones que están metidas en estos negocios truchos reclamen» es parte de sus derechos. Sin embargo, advirtió que estas agrupaciones «han capturado al pobre Colegio de Arquitectos, absolutamente desperfilado en estas situaciones», lo que resulta -dijo- «sumamente grosero». «El Colegio no puede estar alineado con abusadores de los mercados», declaró.

 

Patricio Herman

Respecto al reclamo de las organizaciones contra los dictámenes que paralizaron proyectos, el presidente de Defendamos la Ciudad sostiene que éstas «están absolutamente equivocadas cuando critican el rol de los tribunales de justicia y de la Contraloría, porque estas instituciones son las que tienen las facultades y atribuciones para fijar la legalidad o ilegalidad de los permisos de edificación».

 

Por último, Patricio Herman señaló que -a su juicio- «lo que sucede es que en Chile siempre ha habido mucha corrupción en el ámbito inmobiliario, lo que yo he estado repitiendo durante muchos años, y lo que ocurre es que ahora, con la irrupción de Internet, de las redes sociales y de todos los medios de prensa digitales comprometidos con la verdad -lo que antes no existía-, se están descubriendo todas las pillerías que hace esta gente».

 

 

Deja una respuesta