Manuel Beltrán era docente de la Escuela Bernardo O’Higgins de Viña del Mar. Era casado y tenía una hija de 9 años. El jueves pasado por fin firmaría ante notario un documento que haría algo de justicia con una demanda profesional por la que luchaba desde 2016. Pero no alcanzó a concretarlo; un cáncer terminal con el que peleaba desde hacía dos años lo mató la noche anterior.

 

Tras su fallecimiento su caso ha sido destacado por el Colegio de Profesores con el objetivo de reflejar la dura realidad -en este caso extrema- que viven los docentes tras una extensa vida entregada a la enseñanza de las nuevas generaciones. Beltrán se encontraba desde 2016 en la nómina para recibir el Bono de Incentivo al Retiro y poder concretar así su jubilación. Sin embargo, jamás consiguió que se llevara a cabo dicho pago.

 

“Nunca le llegó el bono, murió casi en la indigencia. Vivía muy arriba en un cerro en Valparaíso. Era colegiado de tantos años y no jubilaba esperando el bono, estaba con licencia por su cáncer terminal. Murió esperando el bono para tener un mejor pasar con su esposa e hija de 9 años”, expresa en una nota en la web del Colegio de Profesores Bessy Arriola, Presidenta del Comunal Viña del Mar de la entidad gremial.

 

Profesor Manuel Beltrán

 

El Colegio explica que el Bono de Incentivo al Retiro es un beneficio al que tienen derecho por ley los docentes. No obstante, ocurre que desde 2016 éste presenta un retraso en su pago, el que no ha sido resuelto por el Ministerio de Educación (Mineduc), «afectando gravemente a cientos de maestros en edad de jubilar, quienes no pueden concretar su jubilación por el no pago del bono», según señala la organización. En ese sentido, la entidad recordó que junto a parlamentarios han realizado ya dos presentaciones ante la Contraloría General de la República para que este organismo exija a los municipios cumplir con la ley.

 

Mario Aguilar, Presidente del Colegio de Profesores, se manifestó frente a lo ocurrido al docente Manuel Beltrán destacando que además de tener que llegar hasta Contraloría para intentar darle una solución a este problema, han «denunciado públicamente esta grave desidia del Mineduc y hemos protestado frente a La Moneda». «Estas son las tristes consecuencias de las negligencias gubernamentales», sostuvo el líder de los colegiados.

 

La dirigenta Bessy Arriola -quien califica lo ocurrido como «un drama bastante grande»- explicó que ya se le había conseguido al profesor Beltrán que la Corporación Municipal le adelantara 11 meses del Bono y que al otro día de su fallecimiento firmaría ante notario el documento para concretar el pago.

 

 

Deja una respuesta