Salvo el senador Juan Ignacio Latorre (RD) del Frente Amplio, quien se abstuvo, todos los parlamentarios presentes este martes en la Sala de la Cámara Alta votaron a favor de un proyecto de acuerdo que solicita al Presidente Sebastián Piñera interceder por el empresario y ex fabricante de armas Carlos Cardoen ante la situación legal internacional adversa que lo aqueja desde 1993.

 

Fue en ese año que el ingeniero nacido en Santa Cruz -mundialmente conocido por ser el productor en la década de los ’80 de las llamadas bombas de racimo- fue acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de haber vendido armas al régimen iraquí de Sadam Husein elaboradas con circonio, elemento químico que habría sido importado ilegalmente desde la nación del norte de América. Desde entonces pesa una orden de captura internacional en su contra emanada desde la Organización Internacional de Policía Criminal, la INTERPOL.

 

Cardoen junto a Saddam Hussein

Frente a este escenario es entonces que el pasado 9 de enero un grupo transversal de 23 senadores ingresaron el mencionado proyecto de acuerdo en el que solicitan al mandatario realizar “las gestiones políticas, diplomáticas y judiciales necesarias para dar auxilio al señor Carlos Cardoen Cornejo ante INTERPOL por la mantención ilegal de la Alerta Roja” en su contra. Junto con ello le piden que plantee ante dicho organismo “su preocupación por la falta de adecuación de sus prácticas institucionales a los estándares internacionales de derechos humanos”.

 

La iniciativa fue aprobada finalmente este martes casi por unanimidad y entre los 26 votos a favor estuvieron los de los parlamentarios de la ex Nueva Mayoría que presentaron el proyecto, como los socialistas Juan Pablo Letelier, Isabel Allende y José Miguel Insulza; los DC Francisco Huenchumilla, Ximena Rincón y Jorge Pizarro; y los PPD Adriana Muñoz y Ricardo Lagos Weber.

 

 

Deja una respuesta