Patricio Ortiz Montenegro formó parte del grupo perteneciente al Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) que logró burlar la guardia de la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) en la que cumplían condena otros subversivos más de la misma organización.

 

La fuga en helicóptero del recinto carcelario consiguió que Ortiz Montenegro se asentara en Suiza bajo asilo político, donde lleva una vida tranquila según comunicó su abogado Alberto Espinoza. El jurista, quien también trabajara en la defensa de varios frentistas, ganó en la Corte Suprema un recurso de amparo que anuló las órdenes de detención en la Interpol y que permite que el ex guerrillero realice una visita a Chile para encontrarse con familiares y asistir a eventuales celebraciones conmemorativas.

 

Patricio Ortiz

Espinoza señaló a la prensa que dada la “situación normal” en la que se encuentra Ortiz Montenegro, asilado en el país europeo, supone que su estadía en Chile no será permanente.

 

Además de llevarse a Patricio Ortiz, la “Operación Vuelo Justicia” consiguió rescatar a otros tres miembros del FPMR condenados a presidio en la Cárcel de Alta Seguridad. Uno de ellos fue Ricardo Palma Salamanca, quien ganó hace poco la negativa francesa ante la solicitud de extradición enviada por Chile; Mauricio Hernández está recluido en Brasil por el secuestro del magnate dueño de la tercera empresa de publicidad más importante de dicho país; y Pablo Muñoz Hoffmann también formó parte del escape y sigue prófugo luego de que la Interpol descartara que un individuo identificado recientemente en Estados Unidos fuera el ex frentista.

 

 

Deja una respuesta