Los cuestionamientos al Presidente Sebastián Piñera por el viaje que realizará este viernes a la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera con Venezuela, han instalado en Chile la idea de que al mandatario le asiste una imperiosa necesidad de figuración en el ámbito internacional. Esto, aun cuando esta le signifique una avalancha de críticas desde la oposición, la ciudadanía y hasta de su propio sector político por priorizar aquello, antes que las emergencias en territorio local.

 

Fue el propio alcalde oficialista (UDI) de Cochrane, Patricio Ulloa, quien a través de los medios de comunicación debió realizar lo que calificó como un llamado «muy desesperado» a la administración Piñera para esta actuara enérgicamente en contra de un incendio descontrolado que -de acuerdo a lo que él mismo planteó- hasta ese día ya había consumido 20 mil hectáreas en la Región de Aysén. «No esperemos que pase una situación más trágica, (…) es el momento de que el Gobierno pueda pedir ayuda internacional si no está en Chile», apuntó el edil.

 

Sebastián Piñera junto a Iván Duque

Pero Piñera ha decidido no echar pie atrás y este sábado estará en Cúcuta, junto al Presidente colombiano Iván Duque, para intentar entregar lo que han llamado «ayuda humanitaria» al pueblo de Venezuela. A Aysén viajará su ministro de Agricultura, Antonio Walker.

 

«Pitiyanqui»

 

Una posición que objetivamente ha hecho figurar al mandatario chileno por sobre el resto de los presidentes del hemisferio opositores al gobierno de Nicolás Maduro -como Mauricio Macri de Argentina, Lenin Moreno de Ecuador y hasta Jair Bolsonaro de Brasil-, por lo que ha sido contra él y Duque de Colombia -este último por razones obvias- hacia donde han apuntado los dardos del mandatario venezolano a la hora de referirse a quienes apoyan la intervención en su país liderada por Estados Unidos.

 

En ese contexto, este martes Nicolás Maduro disparó contra ambas autoridades por su participación en el evento que tendrá lugar este próximo 23 de febrero en la ciudad fronteriza de Cúcuta. En una intervención en la televisión pública venezolana, el líder chavista los acusó de promover acciones violentas en contra de su nación. «Los presidentes ‘pitiyanquis’ como el de Colombia y el de Chile, que alientan una provocación y una violencia contra Venezuela y están llamando a asaltar la frontera de Venezuela el próximo sábado”, declaró el líder chavista.

 

Al llamarlos «pitiyanquis» Maduro hizo referencia a un viejo apodo que data de la década del ’40 y ’50 surgido en Puerto Rico, estado perteneciente oficialmente a Estados Unidos, y con el cual se hace referencia de forma despectiva justamente a quienes admiran e imitan el estilo de vida de la nación gobernada hoy por Donald Trump. Un mote que además conlleva la idea para quien lo carga de una renegación de origen en función de su sumisión a los «gringos».  El concepto nace de la unión de las palabras petit -de origen francés y que significa pequeño- con yankee -que alude a todo lo relacionado con Estados Unidos-.

 

 

Una chapa de la que, en todo caso, Sebastián Piñera no rehuye, sino que hasta se podría decir que reconoce simbólicamente, como cuando a fines de septiembre de 2018, no bien comenzada la primera reunión oficial que sostenía con su par Donald Trump en la Casa Blanca, sacó un papel con una impresión de un montaje en donde se observaba a la bandera chilena en el centro de la de Estados Unidos.

 

«Pichón de Pinochet»

 

Pero «pitiyanqui» no es el primer sobrenombre que Nicolás Maduro le asigna a Piñera. Hace poco más de un mes, el mandatario venezolano criticó ante la prensa internacional el rechazo que el Grupo de Lima -instancia nacida en 2017 en oposición al gobierno del sucesor de Hugo Chávez- manifestó frente al inicio de su segundo mandato, momento que aprovechó para comparar su legitimidad electoral con la del Presidente chileno.

 

En esa ocasión, el jefe de Estado venezolano recordó que el mandatario chileno -a quien llamó “pichón de Pinochet”- fue electo con un 26,5% de los votos. “Un 9% menos que este muchacho que está aquí de los barrios. Yo no soy un magnate como Piñera, soy un obrero que ama a su país”, disparó Nicolás Maduro. Y agregó: «Se las da de un gran líder, fracasado también y en su segundo periodo peor que nunca, repudiado por el pueblo chileno».

 

 

Cabe recordar que si bien Sebastián Piñera ha asegurado que en la elección que definía la continuidad del dictador Augusto Pinochet en el poder él votó por la opción NO, cuando el criminal fue detenido en Inglaterra en 1998, el empresario participó de un acto público para exigir su liberación. «El senador Pinochet y su familia están viviendo momentos difíciles hoy en Londres y por eso merecen toda nuestra solidaridad», declaró entonces.

 

 

Deja una respuesta