Varios centenares de activistas participaron esta mañana en una manifestación para poner en agenda pública la huelga feminista del próximo 8 de marzo. Convocados por el movimiento Ukamau, los y las manifestantes realizaron cortes de tránsito en Alameda con General Velásquez en el contexto del “Súper Lunes”, denominación que ha recibido el inicio de las actividades laborales, académicas y su impacto en la circulación vehicular tras las vacaciones de verano.

 

 

 “Mujer contra el patriarcado y el capital”, decía uno de los lienzos de las manifestantes. Doris González, de Ukamau, criticó el actuar de Fuerzas Especiales que llegó al lugar y lanzó agua contra quienes se manifestaban.  Asimismo, precisó que hay otros dos puntos de protesta en la capital con manifestaciones convocando a plegarse a la huelga en el marco del Día de la mujer trabajadora. Tras las protestas, hubo algunas personas detenidas.

 

La protesta, informó esta mañana Radio Bío Bío, incluyó la entrega de volantes explicando la movilización: “Desde las mujeres que venimos trabajando y levantando el derecho a la vivienda y la ciudad como ente articulador de las diversas luchas, estamos aquí nuevamente exigiendo una sociedad donde todas y todos tengamos las mismas oportunidades para poder desarrollarnos, tener una calidad de vida adecuada y humana”.

 

 

“Somos nosotras quienes nos encargamos de la crianza y las labores domésticas que son labores estratégicas para el desarrollo del país y dicha labor siempre termina desdeñada y no tomada en cuenta incluso en para nuestra etapa de jubilación, sin derecho a pensiones”, explicaron.

 

Intervenciones feministas en el Metro

 

Numerosas estaciones del Metro de Santiago amanecieron intervenidas para instalar al inicio de la semana la huelga feminista del próximo 8 de marzo. Varias de las estaciones de la red del tren urbano aparecieron con sus nombres cambiados por el de mujeres con importantes aportes al desarrollo del país, pero muchas veces desconocidas por gran de la población.

 

Universidad de Chile apareció como Elena Caffarena y Cerrillos como Luz Donoso, mientras que Baquedano fue cambiado por el nombre de Violeta Parra.

Otras estaciones fueron cambiadas por nombres de mujeres cuyas vidas terminaron de forma violenta como Mónica Briones y Nicole Saavedra, asesinadas en crímenes donde la justicia no ha encontrado responsables.

 

El movimiento feminista ha criticado la ausencia de nombres de mujeres a las estaciones de la red subterránea. La campaña  #UnMetroParaEloísa  busca cambiar el nombre a la estación Hospitales por el de Eloísa Díaz, en honor a la primera mujer médica cirujana de Chile y Latinoamérica.

 

Desde la Coordinadora 8 de Marzo elaboraron el “Plan de Red de Mujeres” como una forma de demostrar los cientos de nombres de mujeres que podrían llevar las estaciones.

 

Deja una respuesta