Este martes, argumentando que ya han acudido a muchas otras instancias para lograr ser escuchados, vecinos del sector de la cuesta La Dormida -en el límite entre Til Til y Olmué- decidieron subir a 40 metros de altura y tomarse una de las torres de alta tensión del proyecto de carretera eléctrica Cardones Polpaico, acusando que la empresa ISAInter Chile «continúa avanzando irregularmente» en esta iniciativa.

 

La arriesgada y desesperada acción fue apoyada por otros comuneros que se encadenaron a la base de la misma torre de alta tensión, con el objetivo de impedir el paso de funcionarios de Carabineros.

 

Los manifestantes señalaron en una declaración pública que dicha compañía «ha ingresando a predios privados sin autorización, donde -entre otras nefastas acciones- intervino el relave abandonado de la mina La Ramayana, acción por la cual las aguas utilizadas por los comuneros están contaminadas y estos tóxicos podrían llegar hasta el Embalse Los Aromos que abastece de agua potable a varias comunas de la región».

 

Junto con ello acusan que ISAInter Chile «realiza faenas sin contar con normas de seguridad básica ni servicios mínimos para sus trabajadores, perdiéndose a la fecha siete vidas humanas».

 

En ese sentido, lo que han exigido es que el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) paralice la obra. Por otra parte, se ha demandado que Carabineros y Fuerzas Especiales abandone los terrenos de la comunidad La Dormida en los que ha venido ingresando, «y que todas las autoridades valoren la categoría de Reserva de la Biósfera La Campana-Peñuelas de nuestro territorio», como apuntaron en la declaración.

 

En este mismo contexto, este sábado 6 de abril se llevará a cabo en las calles de Limache una marcha en contra de la explotación de la Reserva de la Biósfera, bajo el lema «¡No a Cardones Polpaico! ¡No a Los Rulos!».

 

 

Deja una respuesta