El otrora superintendente de Salud, Ignacio García-Huidobro, es hasta ahora probablemente el único que ha recibido las esquirlas que saltaron una vez conocido el alza en los planes de las isapres, el mayor en los últimos 8 años. Quizás por eso cuando dejó su cargo esta semana, se fue tirando el mantel. T13 reveló parte de un discurso que éste dio ante unos 130 funcionarios de su cartera y otros que lo vieron y escucharon a través de una videoconferencia desde regiones.

 

Entre otras cosas, García-Huidobro señaló que presentó su renuncia por «diferencias muy relevantes respecto de cómo se están haciendo las cosas (…) y cómo nos están dirigiendo”. Dicho esto, apuntó su artillería hacia donde le interesaba: “Yo les pido que no se pierda el foco. El foco hoy son las isapres. ¡Guau, las isapres! Tres millones y medio de personas. ¿Cuándo hablamos de Fonasa? ¿Cuándo hablamos de 14 millones de personas? ¿Cuándo enfrentamos que tenemos 7.500, 8.000 garantías GES vencidas? Y ahí nosotros sí tenemos mucho que decir”, espetó el ex superintendente.

 

Fue ahí que García-Huidobro enfatizó en que el problema de las isapres -así como el de las AFP y otras instituciones- es el piso institucional sobre el cual actúan abusivamente. Las isapres -dijo- “son un tema, son unos desgraciados, sí, pero ojo, les recuerdo que tienen una normativa que nosotros le hemos dado. Si no nos gusta nuestra institucionalidad -“No+AFP”, “No más Isapres”-, créanme que yo me voy a subir a varias de esas marchas… ¡cambiémosla!”.

 

En ese sentido, el ahora ex subsecretario de Salud añadió que «podemos rasgar todas las vestiduras» y reclamar en contra de que «nos subieron el 5,1%». Sin embargo -concluyó- el asunto pasa por preguntarse «¿dónde ha estado el Estado de Chile y los señores diputados y senadores de Chile que no han corregido esto. ¡Diez años en que no se corrige!”.

 

 

Deja una respuesta