«Hoy queda claro que las Fuerzas Armadas están con el pueblo y no con el dictador». Con esta contundente afirmación la mañana de este martes el autoproclamado «Presidente Encargado» de Venezuela, Juan Guaidó, aseguraba contar con el apoyo de los militares de su país en el nuevo intento golpista que el líder opositor ha encabezado en contra del gobierno de Nicolás Maduro.

 

La acción clave del intento de golpe era lo que a primera hora del día se informó como la toma de la base aérea La Carlota por parte de los supuestos uniformados desertores. Sin embargo, con el correr de las horas lo que se presentaba como una rebelión militar fue perdiendo fuerza en la medida que comenzaron a aparecer videos en donde los supuestos «valientes soldados», como los llamó Guaidó, denunciaban haber sido movilizados a través de engaños.

 

Uno de los primeros registros fue el de la acertada entrevista realizada por la periodista de teleSUR, Madelein García, al mayor general Alexis Rodríguez, quien desde el interior de la propia base aérea La Carlota negó categóricamente  que ésta estuviese en poder de los militares desertores. Junto con confirmar la «lealtad» de la oficialidad con el chavismo, explicó que «buena parte de ese grupo de militares se comunicaron conmigo desde muy temprano y ya se han replegado y están aquí también porque fueron engañados. Una situación bastante vergonzosa, se les dijo que iban para un determinado sitio, pero no fue así».

 

 

En efecto, luego esa información tomaría aún más forma cuando a través de un segundo registro dado a conocer por teleSUR, uno de los uniformados engañados relatara cómo ocurrieron los hechos. El soldado narró que este lunes les informaron que recibirían «condecoraciones y una noticia que les cambiaría la vida». A las 3 de la mañana de este martes los enviaron a buscar sus fusiles con el argumento de que tomarían el penal de Tocorón ante el ingreso de armas y la salida de presos que atentarían contra el pueblo. Al momento de llegar al sector de Altamira, supuesto punto de reunión antes de partir a la cárcel, les entregaron el brazalete azul que portaban esta mañana Guaidó y López, les ordenaron cortar la vía pública y les anunciaron que se trataba de un golpe de Estado.

 

https://twitter.com/teleSURtv/status/1123229085155590144

 

Por último, en un tercer video se observa a un grupo de jóvenes soldados que acusan e identifican igualmente a los sargentos y comandantes que los engañaron con el fin de sumarlos al golpe de Estado que se estaba fraguando.

 

Deja una respuesta