«Mientras no haya educación para el pueblo, no habrá paz para el Gobierno», declaró esta tarde Rodrigo Pérez, presidente del Centro de Alumnos del Instituto Nacional, en el marco de una toma que realizaron de la Seremi de Educación de la Región Metropolitana.

 

Los estudiantes han hecho suyo aquella frase en el contexto de la sistemática represión que han enfrentado en la aplicación del proyecto Aula Segura, que se ha traducido en violencia por parte de Fuerzas Especiales de Carabineros, controles de identidad y revisión de mochilas de los alumnos del Instituto Nacional.

 

Pérez argumentó en favor de la movilización que llevan a cabo que «el Estado no ha respondido a las deficiencias que tiene la educación pública, que tiene el sector obrero, las clases marginadas. Ellos no tienen la posibilidad de acceder a educación a través del mercado, de pagar con dinero».

 

Rodrigo Pérez

 

En ese sentido, el dirigente añadió que «nosotros entendemos la educación como un derecho, no como un bien de consumo, como se ha pronunciado muchas veces el Presidente de este país».

 

Respecto de los hechos de violencia a los que el Ejecutivo alude reiteradamente, Rojas apuntó que «el Gobierno genera una cortina de humo para tapar todas estas deficiencias, todos estos problemas, diciendo que los terroristas son los estudiantes, siendo que nunca ha sido así. Los violentistas de este país son ellos; es (Felipe) Alessandri, es Piñera, son los sostenedores de los municipios».

 

Por último, el presidente del Centro de Alumnos del Instituto Nacional sostuvo que «la educación no debe estar con el objetivo de generar seres robóticos, enajenados, sino que personas».

 

Deja una respuesta