“Fui informado por el general director de Carabineros que como corresponde se inició el sumario administrativo. La funcionaria ha sido dada de baja, a la espera precisamente de que se haga la investigación y se determine si ha habido responsabilidades en el procedimiento. Esta fue la declaración textual que el pasado miércoles entregó a la prensa el ministro del Interior, Andrés Chadwick, respecto a la situación de la funcionaria de Fuerzas Especiales que, bomba lacrimógena en mano, agredió a la estudiante de Fotografía del Instituto Arcos, Javiera Godoy, en el exterior del Instituto Nacional.

 

Sin embargo, eso simplemente no fue así. La cabo 2° Nicole Andrea Doumot Guzmán, de la sección 27 de la 40° Comisaría de Fuerzas Especiales (FFEE) de Lo Espejo, no ha sido dada de baja.

 

Y el desmentido a lo afirmado por el ministro del Interior vino desde su propio sector. Fue el diputado (UDI) Jorge Alessandri quien tras una reunión con el secretario de Estado, declaró a la prensa que la uniformada solo está suspendida de sus funciones mientras dure la investigación interna que lleva adelante Carabineros. Habría sido el mismo Chadwick quien le habría solicitado «aclarar» esta situación a la opinión pública.

 

Funcionaria de FFEE que agredió a estudiante

 

El parlamentario excusó al ministro argumentando que se habría producido un malentendido debido a la terminología usada por la policía, la que en estricto rigor mantiene por el momento a la cabo Doumot solo en «baja por suspensión».

 

«Hasta ahora, todo lo que indica esa investigación preliminar es que tendría una sanción muy menor y no sería separada de la institución», apuntó además Alessandri.

 

Este nuevo episodio de falsedades protagonizado por Chadwick se suma a lo obrado en el caso del homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca, donde entre otras informaciones no ciertas entregadas por el secretario de Estado destacan la asociación que hizo del crimen del joven con un supuesto robo de vehículos y con un enfrentamiento armado previo a su muerte, el que resultó ser absolutamente falso.

 

 

Deja una respuesta