El Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal (TOP) de Santiago condenó a tres integrantes del grupo MT-0 (microtráfico cero) de la Brigada de Investigación Criminal de la PDI, quienes se apropiaron de $462.000 que encontraron cuando cumplían una orden de entrada y registro en el marco de una investigación por el delito de tráfico de drogas en pequeñas cantidades. El hecho ocurrió en un inmueble ubicado en la calle Coquimbo de la comuna en agosto de 2016.

 

En un fallo unánime, el tribunal condenó a Manuel Emilio Torres Cabrera, como autor del delito funcionario previsto en el artículo 235 del Código Penal, a la pena de 3 años y un día de inhabilitación especial temporal para cargo u oficio público, más el pago de una multa de $138.600 y de las costas del proceso.

 

Por otra parte, los detectives Rodrigo Antonio Quezada Suazo y Francisca Carolina Morales Portuguez fueron sentenciados en calidad de encubridores del delito a las penas de 2 años y un día de suspensión de cargo u oficio público, y al pago de una multa por $46.200, además de las costas.

 

 

El tribunal estableció que el 10 de agosto de 2016 el PDI Manuel Torres, mientras se encontraba cumpliendo una orden de entrada y registro en una causa seguida por el delito de tráfico de pequeñas cantidades de droga, ingresó al mencionado inmueble y tomó $462.000 en dinero en efectivo que se encontraba en una bolsa.

 

Luego de eso, el policía dividió el monto en tres partes, dejándose $135.000 para él y entregándole $165.000 a su colega Rodrigo Quezada y $162.000 a la funcionaria Francisca Morales, quienes -apunta el fallo- «conocían su procedencia, pues también participaron del procedimiento y se guardaron el dinero».

 

 

Deja una respuesta