Este martes ONU SIDA dio a conocer un alarmante estudio en donde se reveló que Chile tiene la mayor tasa de nuevas transmisiones en Latinoamérica del  virus, lo que se traduce en que entre 2010 y 2018 estas crecieron un 34%.

 

En este contexto, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, se refirió a esta crisis epidemiológica, responsabilizando al segundo gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet del alarmante aumento de nuevos casos. En ese sentido, el secretario de Estado sostuvo que «no hubo un esfuerzo sistemático en educación», añadiendo que «en Chile la educación sexual es paupérrima», según consignó Radio Cooperativa.

 

Una declaración que ha sido cuestionada, considerando que justamente el sector político al que pertenece el titular de Salud es el que debido a su conservadurismo y estrecha relación con la Iglesia Católica, se ha opuesto históricamente a educar sexualmente a las nuevas generaciones.

 

Foto: Ministerio de Salud

 

Mañalich profundizó en sus críticas al anterior gobierno, afirmando que «no hubo una sintonía con los tiempos». Dicho esto, acusó a la administración Bachelet de quedarse «en el fetiche del condón» y no seguir «una estrategia firme de ofrecer más diagnósticos para avanzar».

 

El ministro agregó que como gobierno se han comprometido a que al 1 de diciembre de 2020 se alcanzará la meta de diagnosticar al menos al 90% de los portadores y de tratar al 90% de los diagnosticados. Cabe recordar que aún hay alrededor de 10 mil personas que no saben que son portadores del VIH.

 

 

Deja una respuesta