La salida de la sanitaria Essal de la ciudad y la renuncia del Intendente de la región de Los Lagos, Harry Jürgensen, es lo que está exigiendo en este momento la comunidad de Osorno luego de llevar más de una semana con el suministro de agua cortado. Esto tras un episodio de contaminación en uno de los estanques de la empresa que abastece a cerca del 60% de la comuna.

 

Un sentir que se vio expresado en una multitudinaria marcha realizada este jueves en la ciudad sureña, en la que participó la Asamblea Ambiental de Osorno, cuya vocera, María Barrera, acusó que las autoridades se reúnen principalmente «para las cámaras» y no para ayudar a los habitantes de la comuna, según reprodujo Radio Bío Bío.

 

«La principal demanda es que renuncie el Intendente y que Essal pierda la concesión. Obviamente el agua tiene que ser estatal”, apuntó la dirigenta consignada por el medio de comunicación.

 

El malestar con las autoridades se acrecentó este miércoles luego de que el Presidente Sebastián Piñera asegurara ante la prensa en su visita a Osorno que «al día de hoy, el agua está íntegramente repuesta», lo que resultó no ser efectivo. «Hemos tomado todas las precauciones de testeo de calidad y de sanidad del agua para poder decir con certeza y responsabilidad que el agua es potable, y que es sana, y que es perfectamente compatible con la salud”, añadió el mandatario.

 

 

«¿Están resguardando los intereses de la empresa?»

 

«Es un show lo que vino a hacer el Presidente», espetó la tarde de este jueves frente a la prensa la administradora municipal de Osorno y alcaldesa (s), Karla Benavides, quien se mostró evidentemente molesta por lo obrado por las autoridades.

 

En una conferencia desarrollada en el exterior de la Gobernación Provincial de Osorno, Benavides calificó de «impresentable» el actuar de las autoridades de gobierno frente a esta crisis. «¿Qué pasa? ¿Están resguardando los intereses de la empresa?, me pregunto yo», disparó la alcaldesa (s). Junto con ello, aseguró que la única instancia que se ha preocupado de entregar agua a los osorninos ha sido la Municipalidad. «Exigimos al Gobierno todos los recursos que sean necesarios, ¡necesitamos agua!», enfatizó.

 

La administradora municipal profundizó en sus críticas, acusando que «ni el Gobernador ni el Intendente ni ninguna autoridad que pertenezca al Gobierno está hoy en este edificio, porque están todos en una ‘mesa técnica’ donde nosotros como municipio -que somos los representantes de la comunidad- no podemos participar».

 

Por otra parte, Benavides aseguró que se le está mintiendo a la gente, debido a que no se habría informado que «en la planta hubo problemas con las bombas (…) Evidentemente hay problemas porque el Río Rahue está lleno de sedimentos y el río de Río Negro igual». «Que le digan la verdad a las personas hoy», exigió la alcaldesa (s) de Osorno.

 

Acá la rotunda intervención de la alcaldesa (s) de Osorno:

 

 

 

 

Deja una respuesta