El récord absoluto de temperatura en Francia subió de 45,9 a 46 grados centígrados, tras el estudio de mediciones manuales realizadas durante la canícula que afectó el país a finales de junio, señaló hoy Meteo France.

 

De acuerdo con la agencia meteorológica, durante la ola de calor varias estaciones midieron valores que dejaron atrás la anterior cota, 44,1 reportada en el sureño departamento de Gard en agosto de 2003, y una de ellas registró 45,9 en Gallargues-le-Montueux, en el propio territorio.

Se trata de estimaciones automáticas a las que accedemos en tiempo real, sin embargo, también contamos con una red de 800 puestos manuales operados por voluntarios, quienes nos envían los datos con días de retraso, precisó en su portal digital.

 

Según Meteo France, uno de esos puntos registró 46 grados en Verargues, una localidad ubicada en el también sureño departamento de Herault, a solo 10 kilómetros de la estación automática de Gallargues-le-Montueux.

 

Los análisis climatológicos realizados llevaron a validar este resultado, el nuevo récord absoluto en Francia, explicó.

 

El anuncio de la agencia se produce a tres días de la llegada de una nueva ola de calor al país, en la que se esperan temperaturas superiores a los 40 grados centígrados en el suroeste y el centroeste, mientras en París pudieran alcanzar los 39 para el miércoles.

 

La canícula de finales de junio obligó a declarar en más de 70 departamentos la alerta naranja y en algunos del sur la roja, la máxima posible, ante un escenario que recordó la tragedia de 2003, cuando las altas temperaturas causaron la muerte de 15 mil seres humanos.

 

Fuente: PL