La región de Coquimbo, en el norte del Chile, se encuentra hoy en emergencia agrícola a causa de la sequía que ya se mantiene por una década en el país.

 

Para ello viajó hasta esa región el ministro de Agricultura, Antonio Walker, quien anunció la entrega directa de alimentación para el ganado y una serie de aportes económicos para los cuatro mil 680 agricultores acreditados por el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) de la región.

Según informó el titular, el Indap distribuirá harina de soja y avena en grano para alimentar al ganado caprino, que ha sido afectado duramente por la falta de forraje en la pradera del sector de secano.

Walker explicó además que se realizará un aporte estimado de 100 mil pesos chilenos (unos 150 dólares) a cada usuario acreditado en el Indap, lo que representa la entrega de un total de 400 millones de pesos (más de medio millón de dólares) por el gobierno para enfrentar la emergencia.

El Indap llevará a cabo la entrega de la asistencia en las 15 comunas (municipios) de esa región.

Ante la gravedad de la situación en Coquimbo numerosas autoridades de la región y parlamentarios solicitaron al Ejecutivo aplicar una serie de medidas para mitigar los efectos de la sequía.

El 22 de julio último, el Indap de Coquimbo realizó un Comité Regional de Emergencia Agropecuaria en el cual analizó la situación con los datos recopilados en terreno y se determinó solicitar a la intendenta Lucía Pinto elevar la necesidad de establecer zona de emergencia al Ministerio de Agricultura.

La sequía que afecta a la mayor parte del territorio de Chile desde hace una década es considerada uno de los efectos más visibles del cambio climático sobre este país austral.

Fuente: Prensa Latina