Como Isaac Aristich Nicolish fue identificado el joven gitano que la noche de este jueves fue asesinado por la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) en la comuna de La Cisterna.

 

Existen versiones encontradas respecto del contexto en qué ocurrió la muerte del joven y hasta sobre si éste era o no menor de edad. Por una parte, la PDI asegura que Aristich había participado de un portonazo, razón por la cual habría huído al ver la presencia policial. Una tesis que luego reiteró la Fiscalía al sostener que una de las víctimas del atraco lo reconoció como uno de los que protagonizaron el robo.

 

No obstante, en las últimas horas ha sido el propio Ministerio Público el que ha debido aclarar que no tienen certezas de que ello efectivamente ocurrió y que están en etapa de investigación al respecto.

 

Junto con ello, la policía asegura que Isaac portaba un arma y que intentó atropellar a los funcionarios, lo que de todas formas no se observa en un registro del baleo difundido.

 

Sin embargo, la familia del muchacho insiste en que éste decidió intentar huir al ver a los policías debido a que por tener 16 años no contaba con licencia para conducir. Investigaciones, en tanto, asegura que la víctima tenía 18 años, y que por lo tanto no es menor de edad como se ha destacado en la prensa.

 

Ha sido la comunidad gitana a la que pertenecía Isaac Aristich la que ha salido a relevar esos dos antecedentes, denunciando que la PDI disparó directo a la ahora víctima y no al cielo o al vehículo en que este se movilizaba.

 

Cabe apuntar que este nuevo caso de una persona muerta a manos de la policía en medio de un operativo, volvió a evidenciar la preponderancia que se le asigna a la propiedad privada antes que a la vida por parte de las instituciones del Estado encargadas del orden y la seguridad.

 

 

Deja una respuesta