La Corte de Apelaciones de Santiago condenó al Fisco a pagar una indemnización de $40.000.000 a una víctima de prisión política y tortura durante la dictadura cívico militar. Se trata de Jorge Flores Durán, quien tenía solo 16 años cuando fue sometido a vejámenes en julio de 1974.

 

Flores fue detenido el 13 de julio de 1974 por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y llevado al centro de detención y exterminio Londres 38. En dicho recinto permaneció 15 días, durante los cuales fue torturado y amenazado de muerte constantemente. De acuerdo a lo que se lee en el fallo, allí se le aplicó electricidad en los genitales, lengua y otras partes del cuerpo, y se le hizo presenciar los vejámenes a los que eran sometidas otras personas, advirtiéndole que sus padres sufrirían lo mismo.

 

Con los años Jorge pudo comprobar que los agentes de la  DINA que lo secuestraron y torturaron brutalmente fueron los trístemente célebres Osvaldo Romo, Basclay Zapata, Marcelo Moren Brito y Miguel Krassnoff Martchenko.

 

A partir de los antecedentes que constaron en el juicio, la Corte estableció que el detenido sufrió efectivamente un «daño moral». «Fue detenido, torturado física y sicológicamente, por individuos, agentes del Estado. A la fecha de su detención era menor de edad, tenía 16 años, salió al exilio, sufriendo a temprana edad daños físicos y torturas. El daño físico y sicológico sufrido por él es evidente y debe ser indemnizado por una suma que, aunque no logre eliminar el perjuicio sufrido, lo mitigue de alguna forma», argumentó el tribunal.

 

 

Deja una respuesta