Un estudio realizado por la CChC reveló que el acceso a la vivienda en Chile es “severamente no alcanzable”, y está entre los países de más difícil acceso, informa La Tercera. La situación existe pese a tasas hipotecarias con mínimos históricos y con créditos hasta los 40 años.

 

Asimismo, el estudio mostró que Santiago es una de las ciudades del mundo, donde comprar una vivienda es “severamente no alcanzable”. Está por encima de otras grandes urbes del mundo como Montreal en Canadá, Manchester en Inglaterra y Dublín en Irlanda.

 

La situación de nuestra capital es similar a lo que ocurre en ciudades como San Diego en Estados Unidos, Londres en Inglaterra y Toronto en Canadá.

 

Sin embargo, esto no afecta solo a Santiago, ya que otras ciudades del país como Temuco, Concepción, La Serena y Valparaíso también están en el rango de “severamente no alcanzable” en el acceso a la casa propia.

 

El estudio explica además que el precio de las viviendas ha aumentado un 67,8% entre 2011 y 2019, mientras que los ingresos aumentaron un 24,7% en el mismo periodo. La investigación de la CChC indicó que gran parte del alza del precio de las propiedades se explica principalmente por el incremento en el precio del suelo.

 

Por otro lado, explicaron que un acceso más difícil a la vivienda ha llevado a que muchas familias opten por arrendar en vez de comprar. De hecho el porcentaje de propietarios ha bajado a niveles que no se veían en el país desde los años 80.

 

A su vez, la cifra de inversionistas inmobiliarios ha crecido en los últimos años, apoyados en tasas más bajas y un mayor número de personas que buscan arriendo.

El estudio planteó qué medidas se podrían aplicar para palear el alza en el valor de las viviendas que hoy hacen que sean “severamente no alcanzables” en el país.

 

Desde la CChC indicaron que una posibilidad es tener una planificación urbana integrada y de largo plazo, una densificación equilibrada y una nueva política de arriendo.

Deja una respuesta