El ministro en visita Mario Carroza rechazó este viernes la solicitud de aplicar la media prescripción al ex miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), Mauricio Hernández Norambuena, recientemente extraditado a Chile desde Brasil.

 

La defensa del ex guerrillero buscaba la aplicación de esta figura para rebajar las dos condenas a presidio perpetuo que le fueron aplicadas en 1994.

 

Cabe recordar que la condición principal impuesta por la Corte Suprema brasileña para acceder a la extradición del llamado «Comandante Ramiro» solicitada por Chile fue justamente que en nuestro país el subversivo no pasara más de 30 años en prisión.

 

 

El magistrado argumentó que se rechazó la petición realizada por el abogado de Hernández, Alberto Espinoza, «al no cumplirse con los requisitos que exige el artículo 103 del Código Penal, de haber transcurrido menos de la mitad del tiempo necesario para estimar aplicable la institución de la media prescripción o prescripción gradual, esto es, seis años, cinco meses y nueve días».

 

En ese sentido, Carroza planteó que si bien en un principio se sostuvo que el plazo de prescripción de sus condenas no había sido interrumpido tras la fuga desde prisión ocurrida el 30 de diciembre de 1996, posteriormente la Corte de Apelaciones de Santiago estableció el 24 de julio de 2017 que la manera de computar esos plazos es desde que Mauricio Hernández fue detenido en Sierra Negra, en las cercanías de Sao Paulo en Brasil, en febrero de 2002.

 

 

Deja una respuesta