Un vergonzoso espectáculo brindaron la tarde de este lunes los parlamentarios de la derecha que forman parte de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados. Esto, en el contexto de la votación del proyecto de ley que rebaja de 45 a 40 las horas laborales semanales.

 

Finalmente, la aprobación del artículo que permite dicha reducción horaria se logró por 7 votos a favor y 6 en contra, no sin antes tener los parlamentarios que defendían dicho cambio enfrentar diversas acciones dilatorias por parte de sus pares de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN), durante las casi dos horas que duró la sesión extraordinaria.

 

«¿Qué vamos a hacer con los trabajadores de Conaf cuando estén apagando un incendio, les vamos a decir ‘se acabó la jornada’? Y el Estado no va a seguir apagando el incendio, va a tener que contratar más trabajadores», fue por ejemplo uno de los argumentos en contra de la iniciativa enunciados por el diputado de la UDI, Patricio Melero.

 

En este contexto, fue la propia parlamentaria impulsora del proyecto, la diputada del Partido Comunista (PC) Camila Vallejo, quien junto a otros comentarios denunció a través de la red social Twitter cómo sus pares de la derecha se explicitaban por escrito el objetivo de demorar la votación de la iniciativa.

 

 

Coherente con lo señalado por Patricio Melero y con las débiles y cuestionadas exposiciones en contra de las ’40 horas’ que venía realizando en matinales de televisión, el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, se despachó igualmente un argumento que a los minutos se transformó en uno de los más comentados. El secretario de Estado insólitamente aseguró que la Selección Chilena de Fútbol de nuestro país no podría participar de una nueva Copa América de aprobarse el proyecto de Vallejo.

 

«Fíjese que esto es tan absurdo -está tan mal redactado el artículo, que no se hace cargo de ninguna jornada especial, sino que dice que todas deben adecuarse- que Chile podría verse impedida de jugar una Copa América, porque va a exceder la máxima jornada que aquí se está planteando», señaló el titular del Trabajo.

 

Foto: Ministerio del Trabajo

 

Para colmo, en medio de la discusión y votación, a través del diputado RN Alejandro Santana, Chile Vamos hizo reserva de constitucionalidad con el objetivo de llevar el proyecto al Tribunal Constitucional (TC). 

 

El bochornoso episodio tuvo un final a la altura de lo obrado por la derecha en la Comisión, cuando tras la aprobación de la iniciativa sus parlamentarios decidieron pararse y retirarse en bloque de la sala antes que la presidenta de la instancia, Gael Yeomans (CS), diera por terminada la sesión.

 

 

Deja una respuesta