Este jueves la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto del Gobierno que rebaja la edad en la que los adolescentes pueden ser objeto de un control preventivo de identidad por parte de la policía. Ahora pasará a ser discutido y votado en la Sala de la Cámara Baja.

 

El avance de la iniciativa se logró gracias a un acuerdo al interior de la comisión con los diputados de la Democracia Cristiana (DC) Daniel Verdessi y Miguel Calisto, para que este control sea aplicado desde los 16 años y no a partir de los 14, como buscaba el Gobierno.

 

En este contexto, la UNICEF se pronunció sobre esta modificación, lamentándola y calificándola como «un retroceso en los derechos de la niñez». En ese sentido, la organización añadió que la medida aprobada «no se condice con los avances que ha realizado el país en este ámbito».

 

 

UNICEF sostiene que la iniciativa «no avanza hacia la adopción de medidas para la protección de los niños, niñas y adolescentes frente a amenazas de discriminación (artículo 2 de la CDN), y de injerencias arbitrarias y ataques a su honra y reputación (artículo 16 de la CDN)».

 

Por otra parte, el organismo internacional destaca que «la evidencia disponible demuestra que esta medida no ha logrado ser una herramienta eficaz en la prevención de la delincuencia». Y en esa misma línea argumenta que dicha normativa «no está vigente en casi ningún país de la forma en que se busca incorporar en la legislación nacional».

 

Por último, UNICEF plantea que los adolescentes que cometen delitos «deben responder por sus actos y ser sancionados de acuerdo a su edad y a la gravedad de sus acciones; junto con recibir herramientas para su rehabilitación y reinserción social».

 

 

Deja una respuesta