El alcalde de Ñuñoa (pro RN), Andrés Zarhi, firmó este lunes el decreto que termina con el contrato a honorarios que la Municipalidad de Ñuñoa mantenía con Iris Salaberry, hermana del subsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry. Esto, luego de un incidente protagonizado por la autoridad de Gobierno, en el que la mujer intentó intervenir en su favor.

 

De acuerdo a lo que informa Radio Bío Bío, Iris Salaberry no presentó finalmente su renuncia, como esperaba el alcalde Zarhi, por lo que el jefe comunal tomó la decisión de desvincularla.

 

Cabe recordar que la ahora ex funcionaria del municipio ñuñoíno intentó recientemente dejar sin efecto un parte en contra de su hermano, quien -de acuerdo a lo consignado por un guardia municipal- pasó tres semáforos en rojo, agredió al funcionario e intentó que Iris Salaberry ocupara su cargo en su favor.

 

En este contexto, el alcalde de Ñuñoa calificó en Bío Bío lo ocurrido como algo «realmente lamentable, porque daña la imagen de varias personas». «Lo que me he informado es que la hermana fue la que intervino llamando a seguridad ciudadana (…) ahí estuvo el gran error, porque cada funcionario en su cargo debe saber lo que cumple», planteó Zahri.

 

En el caso de Felipe Salaberry, el gobierno del Presidente Sebastián Piñera ha decidido mantenerlo en su cargo mientras dure la investigación de la Justicia, argumentando la vocera Cecilia Pérez que el subsecretario ha señalado que las acusaciones que pesan en su contra son «falsas».

 

 

Deja una respuesta