El director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) en la Región de Valparaíso, Fernando Martínez, concurrió hasta el Hospital Carlos Van Buren para conocer el estado de salud del profesor Matías Orellana, quien la noche de año nuevo fue impactado por una bomba lacrimógena según la denuncia recibida por el INDH.

 

El jefe regional del Instituto manifestó en la ocasión su preocupación por la gravedad de la lesión ocular que presenta el joven, y también porque la denuncia de disparos de proyectiles lacrimógenos a la parte superior cuerpo por parte de Carabineros no es un hecho aislado. El caso de Matías Orellana se suma a otro ocurrido Quilpué, donde otra persona también resultó con lesiones por el mal uso de este elemento.

 

Fernando Martínez, además de visitar al profesor se reunió con el director del hospital, el doctor Mauricio Cancino, donde señaló que “nos hemos reunido con los médicos que han atendido a la persona afectada en el Hospital Van Buren y nos confirman la gravedad de la lesión que tiene esta persona y que tiene un pronóstico de mucho cuidado. Va a recibir un par de intervenciones quirúrgicas más”.

 

“Se trata de una situación médica en evolución. Las lesiones que él tiene jurídicamente corresponden a lesiones de carácter graves gravísimas y por supuesto que en estos casos vamos a interponer las acciones judiciales y administrativas que correspondan”, complementó el jefe regional INDH de Valparaíso.

 

Martinez sostuvo también que las querellas se presentarán contra quienes resulten responsables y a partir de los relatos de los testigos la justicia deberá determinar quiénes son los responsables de estas agresiones.

 

El representante del INDH agregó que se solicitará que se aplique el Protocolo de Estambul para certificar a través de estándares internacionales en derechos humanos si hubo tortura o algún otro tipo de trato cruel, inhumano y/o degradante.

 

Fuente: INDH

Deja una respuesta