La vocera de Ukamau, Doris González, acompañada de varias dirigentas y dirigentes sociales puso un recurso de amparo prventivo por los hostigamientos y seguimientos de la que ha sido víctima durante las últimas semanas y días.

 

Recordemos que Doris fue seguida e increpada por dos personas en el sector de Estación central en diciembre pasado en tanto en enero un vehículo estacionado ante su vivienda fue identificado como de propiedad del gobierno regional ocupado por la PDI, según los resultados de posteriores indagaciones.

 

 


Tras el seguimiento, Ukamau publicó el siguiente comunicado el 17 de enero pasado

 

Declaración pública Ukamau: Continúa la persecución contra las y los dirigentes sociales.

 

  1. Luego de meses de movilización el gobierno de Sebastián Piñera continúa respondiendo a las demandas sociales con la represión contra el pueblo y sus dirigentes. Como denunciamos en una declaración anterior , nuestra compañera Doris González, vocera nacional de nuestra organización, ha sido objeto de una fuerte campaña de matonaje en redes sociales. Las mentiras contra ella y su familia, se coronan con las amenazas de muerte sufridas por nuestra compañera el viernes 6 de diciembre, cuando a plena luz del día, un auto con desconocidos la abordaron y junto con insultarla la amenazaron de muerte.
  2. A pesar de nuestra denuncia y debido a que nuestra compañera y su organización, lejos de amedrentarse ha continuado luchando y organizando el descontento, este miércoles 15 de enero del 2020, durante la tarde, nuestra compañera en su casa sufrió por horas el acoso de un auto marca Nissan, modelo Versa Sende, con vidrios polarizados y patente HH-CG-47, se estacionó por horas fuera del hogar de la compañera en la población Alessandri de Estación Central. Alertada por vecinos, fue a encarar a los 4 desconocidos que ocupaban el vehículos, quienes rápidamente abandonaron el lugar.
  3. La sorpresa fue mayúscula cuando, al verificar la patente del vehículo se corroboró que este es propiedad del Gobierno Regional y ocupado específicamente por la Política de Investigaciones de Chile. Es decir, nuestra compañera está siendo objeto de una sistemática campaña de persecución política, amenazas e injurias en su contra, ocupando incluso recursos estatales para cumplir sus objetivos.
  4. ¿Que pretende el gobierno y sus secuaces? Lejos de amedrentar a nuestra vocera y su organización sepan que redoblaremos nuestro estado de alerta, organización y combatividad. Tomaremos los resguardos necesarios y seguiremos luchando.

Deja una respuesta