El gobierno no se contiene en su arremetida represiva. El video que circuló ayer de los golpes que recibió Patricio Bao, de 69 años, de manos de una policía iracunda y descontrolada, no ha sido suficiente para contener la violencia estatal. Hoy el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, apoyó en rueda de prensa nuevamente la acción de carabineros en tanto el intendente de Santiago, Felipe Guevara, presentó una querella contra el señor Bao por «desórdenes públicos».

 

 

 

 

Deja una respuesta