El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, decretó una cuarentena domiciliaria por 30 días contra el coronavirus y dictó una serie de medidas de emergencia para favorecer a la población. Entre ellas:

 

Una transferencia de 300 dólares a un 75 por ciento de la población, mientras que el otro 25 por ciento seguirá recibiendo su salario.

Una sola persona de cada familia podrá salir a comprar alimentos y productos de primera necesidad, así como medicamentos.

Las empresas que continúen laborando tendrán que mantener altas medidas de seguridad para sus trabajadores como proporcionar mascarillas y evitar las aglomeraciones.

Cierre del aeropuerto internacional de El Salvador por 15 días para vuelos de carga y misiones humanitarias ante la pandemia del nuevo coronavirus.

El Gobierno salvadoreño podrá intervenir e incluso cerrar las empresas que no acaten las medidas.

 

A continuación el video completo con el resto de los anuncios que favorecen a la población de más bajos recursos:

 

Deja una respuesta