Siete de cada diez chilenos evalúan negativamente la gestión frente a la crisis del coronavirus del presidente, Sebastián, Piñera, de acuerdo con la encuesta realizada por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica CELAG.

 

El sondeo, realizado entre el 6 y el 24 de mayo y disponible en la página web de CELAG www.celag.org, revela que casi la mitad del país, un 48%, vive la actual situación con “incertidumbre”. En la otra mitad predominan las sensaciones negativas como la angustia (25%) o el enojo (7%). Los sentimientos positivos, como la esperanza (10%) o la confianza (4%) son claramente minoritarios.

 

Los ingresos de los chilenos se han desplomado a raíz de la pandemia del coronavirus. Tres de cada cuatro encuestados reconoce que ha perdido parcial -50%- o totalmente -23,9%- sus ingresos. A pesar de esta caída, una abrumadora mayoría de tres de cada cuatro personas no está de acuerdo en que se retome la actividad normal para no seguir perjudicando a la economía.

 

Continuando con el apartado económico, la cancelación de las deudas se sitúa en segundo lugar en cuanto a las principales metas de los chilenos para los próximos años (16%), superada tan solo por la compra o construcción de una casa propia (24%). Tan solo una cuarta parte de la población puede afrontar los gastos básicos con holgura y cuatro de cada 10 declaran que en el último año han necesitado acceder a créditos para financiar sus gastos.

 

La efervescencia social que vive el país desde el pasado mes de octubre también se refleja en el estudio. Seis de cada diez encuestados está de acuerdo con que Chile está viviendo una transformación política y una gran mayoría de nueve de cada diez apuesta por un cambio constitucional. De estos, el 55% cree que debería promulgarse una nueva Constitución, mientras que el 36% aboga por cambios en la actual Carta Magna.

 

También se registra una amplia demanda de presencia del Estado en el contexto de la pandemia, en sintonía con lo que sucede en otros países. Son amplia mayoría los chilenos que creen que la salud y la educación deberían estar garantizados por el Estado: nueve de cada diez frente a un 10% que entiende que estos servicios dependen de los recursos económicos de cada usuario. Finalmente, un 73% señala que es indispensable cambiar el modelo económico actual porque “no funciona”, por un 21% que aboga por mantenerlo tal y como está.

 

Informe Chile I May 20 WEB VF

Deja una respuesta