Pero si la religiosidad está creciendo, el brote de la enfermedad también ha causado reveses. «Satanás también está ocupado», explicó Eldred, un importante donante de campañas evangélicas y republicanas. «El virus ha echado a perder muchos de nuestros planes que involucraron reuniones personales con los votantes».

 

Líderes evangélicos amparados por la Casa Blanca exportan agenda ...

Además, el aumento en los votos postales , según Elderd, limitaría las reglas de identificación de votantes, que han sido un pilar de la estrategia electoral del Partido Republicano. «Los hijos de la oscuridad votaron anticipadamente este paquete CARES «, murmuró, en referencia a la ley que dirigió $ 400 millones para programas de asistencia electoral a los estados incluidos en el paquete de $ 2.2 billones para combatir el coronavirus.

 

Después de una breve oración dirigida por Eldred, en la que declaró que «ahora estamos a la vuelta de la esquina del virus» y le pidió a Dios el fin de las muertes por la epidemia, se planteó el tema principal de la conferencia telefónica: cómo los votantes cristianos pueden ser una fuerza importante para La reelección de Donald Trump.

 

La conferencia telefónica, realizada a mediados de abril, es parte de una serie de reuniones patrocinadas por United in Purpose, un grupo discreto que se ha convertido en un importante lugar de reunión para los líderes de la derecha religiosa. UIP fue fundamental para conectar a Trump con los líderes evangélicos en 2016, y promete ser una de las armas más vitales en el arsenal para la reelección de Trump este año.

 

Al principio, el esfuerzo puede parecer un revés. Los participantes del grupo incluyen predicadores televangelistas y activistas anti-gay. David Barton, un historiador en la junta de UIP, vende cajas de DVD en las que argumenta que Estados Unidos fue fundado como una nación cristiana fundamentalista, sin separación entre la iglesia y el estado.

 

Pero el grupo, cuyos partidarios incluyen importantes donantes de causas conservadoras, pastores y agentes políticos con décadas de victorias electorales, toma en serio el papel de punta de lanza para mantener el control de la Casa Blanca. El plan electoral de UIP para 2020, que se llama «Ziklag», una ciudad citada en la Biblia, es un esfuerzo multifacético para conectar a Trump con los líderes evangélicos y aumentar su apoyo entre los votantes minoritarios, llamando a mensajes religiosos y alcance que tiene la iglesia.

 

UIP no respondió a la solicitud de comentarios.

 

Quizás el aspecto más importante es la intención del grupo de utilizar la minería de datos para identificar a millones de nuevos votantes y llegar a ellos con anuncios baratos de Facebook. Según los voceros en la conferencia telefónica, la pandemia requerirá que trabajen horas extras para compensar los efectos de la votación postal.

 

La campaña sin precedentes busca movilizar lo que ellos llaman «votantes evangélicos católicos y conservadores dormidos», con un enfoque en llamar a la afiliación religiosa como una forma de compensar la relativa falta de apoyo de Trump entre los votantes no blancos. Esperan reducir el apoyo demócrata entre los votantes religiosos afroamericanos y latinos, particularmente los más viejos, ya que tienden a tener un punto de vista religioso mucho más conservador y devoto que los liberales blancos.

 

UIP, aunque no es un grupo conocido, se ha convertido en los últimos años como el canal fundamental para conectar el derecho religioso con la administración Trump.

 

United in Purpose«Aunque pocos estadounidenses conocen United in Purpose, la organización afirma tener algún conocimiento sobre todos los votantes estadounidenses, o al menos la mayoría de ellos», señaló Katherine Stewart, autora de «The Power Worshipers», un libro sobre el movimiento nacionalista cristiano y es asumido por el partido republicano.

 

UIP trabaja en estrecha colaboración con el Family Research Council, un grupo ultraconservador que defiende los «valores familiares» liderados por Tony Perkins. El consejo incluye al ex diputado Bob McEwen, republicano de Ohio, un miembro activo de la derecha religiosa por su papel al llamar al Consejo de Política Nacional, otro grupo cristiano conservador.

 

Los balances fiscales muestran que UIP recibió $ 75,000 del Comité Wellspring, la misteriosa organización sin fines de lucro que financió la campaña de publicidad televisiva al remitir al juez Brett Kavanaugh a la Corte Suprema. Otro donante importante de UIP es el mayor general Vernon B. Lewis Jr., quien se retiró de las fuerzas armadas para fundar MPRI, un contratista de defensa vendido a L-3 Communications y otra firma consultora de defensa llamada Cypress International.

 

Evangélicos de EEUU divididos en temas religiosos | OnCubaNewsEn junio de 2016, después de que Trump confirmó su nominación para el Partido Republicano, UIP organizó una reunión de alto nivel entre el entonces candidato y unos 1,000 líderes evangélicos. Según los informes, Trump usó el evento para comprometerse con una serie de elementos en la agenda social conservadora, incluido el levantamiento de las restricciones políticas a las iglesias y la promesa de nombrar jueces de acuerdo con las prioridades de la derecha religiosa.

 

Desde la elección de Trump, UIP ha celebrado reuniones periódicas en todo el país para reunir a los líderes y los principales donantes religiosos. En 2017, el grupo celebró una gala de premios en el Trump International Hotel, organizado por Ginni Thomas , esposa del juez Clarence Thomas. Al año siguiente, el vicepresidente Mike Pence asistió a una cena UIP.

 

En septiembre pasado, miembros del grupo se presentaron en Luxe Sunset Boulevard, un moderno hotel de Los Ángeles, para discutir estrategias y escuchar a la cantante Pat Boone, quien habló sobre cómo los temas religiosos están influyendo en Hollywood. George Seay, un importante donante del Partido Republicano y director ejecutivo de Annandale Capital, una compañía de inversión global, ya ha organizado eventos sobre el plan «Ziklag» para los miembros de UIP.

 

El grupo planea replicar el evento de la campaña de 2016, que fue lo suficientemente grande como para generar titulares sobre el apoyo evangélico a Trump. Pero este año el objetivo es llegar a las minorías. Durante la conferencia telefónica, Brian Burch, representante de UIP, dijo que el grupo espera organizar un evento para que Trump se reúna y prometa apoyo a los líderes de las iglesias afroamericanas y latinas.

 

Burch agregó que UIP ya «hizo una serie de donaciones a socios centrados en estados clave» para comenzar a trabajar en votantes religiosos minoritarios.

Día de Oración Nacional provocó críticas, pero EE.UU. sigue siendo ...

Ralph Reed, una figura importante en la articulación del presidente George W. Bush con los evangélicos, habló durante la conferencia telefónica de abril para explicar lo que llamó el «escenario macropolítico» de las elecciones de este año. Rápidamente, Reed explicó los resultados de las elecciones anteriores, comparando a Trump con Mitt Romney para argumentar que la menor participación de los afroamericanos en los estados del «Cinturón de óxido», ubicados en el noreste del país y afectados por la desindustrialización, fue fundamental para el éxito. del partido republicano.

 

«Hubo 47,000 votos negros menos en 2016 en comparación con 2012, solo en el condado de Milwaukee», dijo Reed. “En Michigan hubo un resultado similar, Trump ganó por 10,704 votos, de los aproximadamente 2 millones de votantes con derecho a voto en Michigan. Y hubo 36,000 votos afroamericanos menos en Detroit, Condado de Wayne. »

 

«Están convencidos de que Hillary [Clinton] perdió porque no pudo replicar la participación de [Barack] Obama entre las minorías», agregó Reed. «Y están enfocados en eso, así como Trump está en evangélicos y católicos pro-vida».

 

Marjorie Dannenfelser, presidenta de Susan B. Anthony List, habla en la undécima fiesta de gala anual de la organización antiabortista "Campaña por la vida" en el Museo del Edificio Nacional el 22 de mayo de 2018 en Washington, DC.
Marjorie Dannenfelser, presidenta de Susan B. Anthony List,

Marjorie Dannenfelser, quien dirige Susan B. Anthony List, un grupo antiabortista que participa activamente en las elecciones del Partido Republicano, se unió recientemente a UIP como socio de divulgación. El grupo, aunque menos conocido que Planned Parenthood, su análogo que aboga por los derechos reproductivos, tiene un papel importante en las elecciones para el Congreso. La Lista de la SBA, que incluye un comité de acción política, anunció en enero su intención de gastar $ 52 millones en el ciclo electoral 2020.

 

Durante la conferencia telefónica de abril, Dannenfelser enfatizó la necesidad de adaptar las tácticas para abordar las circunstancias únicas de la pandemia. Según ella, los votantes necesitarán mensajes fuertes para alentarlos a votar por correo. Y entre los votantes independientes y demócratas, el tema del aborto cruza las líneas del partido, especialmente en los estados del Rust Belt, dijo.

 

«La batalla por los votantes pro-vida de la clase trabajadora en estos estados será clave», dijo Dannenfelser. La Lista de la SBA, agregó, está realizando investigaciones sobre cómo construir sus mensajes sobre temas de aborto. «Lo que estamos descubriendo, como era de esperar, pero bueno saber, es que la pregunta sobre el aborto de bebés nacidos vivos criados por el presidente ha tenido un efecto tremendo en convencer a los votantes en estas áreas entre republicanos, demócratas e independientes».

 

Ese plan parece ajustarse a la estrategia de la campaña de Trump. En enero, el Donald Trump recibió en la Casa Blanca al pastor Andrew Brunson ...presidente lanzó la coalición «Evangélicos para Trump» en el Ministerio Internacional Rey Jesús, una mega iglesia de mayoría latina en Miami, dirigida por el pastor Guillermo Maldonado, un destacado líder evangélico. «Mi gobierno nunca dejará de luchar por los estadounidenses de fe», dijo Trump en el evento. «Vamos a restaurar la fe como la verdadera base de la vida estadounidense».

 

Pero el enfoque de los esfuerzos de UIP para 2020, explicó Reed en la conferencia, se basa en identificar nuevos votantes religiosos. Para llegar a votantes leales no tradicionales, el grupo está utilizando una variedad de herramientas de minería de datos.

 

Reed dijo que sus socios de manipulación de datos identificaron a 26 millones de votantes en los estados que fueron decisivos para la disputa electoral, de los cuales aproximadamente tres de cada cuatro son usuarios de Facebook. «Podemos comunicarnos con ellos», dijo Reed, «y cuesta un dólar comunicarse entre ellos, en comparación con lo que la otra parte gastará en televisión».

 

Aunque la convocatoria no especificó exactamente cuáles son estas herramientas, varios miembros de UIP están involucrados en la creación de tecnologías para la identificación de votantes.

 

UIP fue fundado por Bill Dallas, un ex modelo, un inversionista de bienes raíces y empresario de tecnología de San Francisco, que se convirtió al cristianismo mientras cumplía una condena de prisión por malversación de fondos. Una de las primeras compañías que Dallas fundó después de salir de la prisión estatal de San Quintín fue Church Communication Network, una red en línea y satelital para transmitir programas religiosos.

 

Dallas ahora dirige Pioneer Solutions, una compañía de minería de datos que solía encontrar y activar votantes religiosos. En 2015, un investigador de tecnología de la información encontró una variedad de información demográfica sobre los votantes vinculados a Pioneer Solutions, incluida información sobre la posesión de armas y si una persona tenía o no un «estilo de vida bíblico».

 

La filtración involuntaria contenía información que cubría a 191 millones de ciudadanos estadounidenses. «Tenemos alrededor de 200 millones de archivos, por lo que tenemos casi toda la población votante en nuestra base de datos » , dijo Dallas en una entrevista con la Christian Broadcasting Network al año siguiente.

 

Brian Burch, el empleado de UIP que ayudó a dirigir la conferencia telefónica de abril, se desempeña como presidente del grupo CatholicVote, que recopila información sobre posibles votantes mediante la recopilación de grandes cantidades de datos de ubicación en los teléfonos celulares.

 

La controvertida estrategia permitió a CatholicVote usar lo que se conoce como » geofence » para llegar a los votantes que asisten con frecuencia a la iglesia católica. Los datos, relacionados con otros conjuntos de información, como el registro de votantes, fueron diseñados para identificar y motivar a los católicos que asisten a misas para apoyar a los republicanos en las elecciones de mitad de período en 2018.

 

En las elecciones de 2020, Burch escribió que tiene la intención de ampliar la estrategia de «geovalla» para identificar a millones de votantes católicos en los estados en disputa. Burch afirma que su enfoque identificó a 91.373 católicos que asisten a la iglesia solo en Wisconsin y que no se habían registrado para votar.

 

Los partidarios evangélicos de Donald Trump son guiados en oración dentro de la iglesia El Rey Jesús, también conocida como el Ministerio Internacional Rey Jesús, en Miami, el 3 de enero de 2020. Foto: Adam DelGiudice / Echoes Wire / Barcroft Media / Getty ImagesKen Eldred, el patrocinador de UIP que abrió la conferencia telefónica de abril, construyó su riqueza al fundar varias compañías de tecnología a principios de la década de 1990. Cofundó Inmac, que vendía computadoras y productos electrónicos en catálogos, y se vendió en 1996 Actualmente es miembro de la junta de otra compañía de la cual es cofundador, Epicenter, que se especializa en la externalización de servicios de facturación y tecnología de la información a la India.

 

Kelly Kullberg, otra representante de UIP y fundadora de un grupo llamado Asociación Estadounidense de Evangélicos, era la administradora de una red de 24 cuentas de Facebook con un total de 1,4 millones de seguidores, utilizada para difundir la desinformación con prejuicios partidistas. Los grupos, que usaban nombres como «Negros para Trump», «Evangélicos para la inmigración bíblica», «Veteranos para Trump» y «Enfermeras y médicos para Estados Unidos», estaban llenos de desinformación y discursos de odio.

 

Una publicación compartida en la red de grupos de Facebook de Kullberg advirtió que los programas de refugiados representaban «destrucción cultural y subyugación». Otro afirmó que los musulmanes son incapaces de asimilación porque «un musulmán normal mantiene su lealtad a la ley y la supremacía de la sharia».

 

En una conferencia telefónica de UIP de mayo de 2019, Kullberg discutió la necesidad de encontrar mensajes capaces de inspirar a los votantes conservadores después de hablar con Reid Rutherford, un ejecutivo de la industria solar que hizo donaciones al grupo. Ambos analizaron datos de una encuesta para preparar un dossier para las elecciones de 2020.

 

Kelly Monroe Kullberg - Oklahoma Wesleyan University«Estos problemas incluyen la santidad de la vida versus el infanticidio», dijo Kullberg. ¿Cuáles son las imágenes que más conmueven a las personas? ¿El contenido que conduce a estos puntos de conversación? ”, Agregó, indicando que podría enviar estos mensajes electorales a sus redes sociales.

 

Kullberg sugirió crear una barrera entre las lesbianas y la comunidad transgénero, llamando la atención sobre el hecho de que las estudiantes trans tendrían acceso a baños y becas para mujeres. “Haremos hincapié en esto. Cuando trabajamos para exponer el antisemitismo de Linda Sarsour, dividió la Marcha de las Mujeres. Hay algunas estrategias muy inteligentes para debilitar o suavizar a la oposición diciendo la verdad «, explicó Kullberg

 

“A veces, nuestro lado no lo hace muy bien. Nos preocupa mucho ser amables, pero tenemos un infanticidio como resultado. Entonces nos dimos cuenta de que tenemos que jugar para ganar esta vez. Es una montaña por la que vale la pena luchar ”, declaró. Durante la llamada, dijo que podía llegar a 80 millones de personas a través de Facebook. Pero su red se cerró después de ser expuesto en un informe de Snopes, un sitio web de verificación de hechos.

 

Mientras tanto, el nuevo coronavirus amenaza con comprometer los esfuerzos del grupo y desviar la atención de los temas conservadores que generan polarización.

 

El investigador George Barna ha estado trabajando para dar forma al enfoque UIP. En una nota reciente al grupo, advirtió que la pandemia de coronavirus redirigió las prioridades estadounidenses a las elecciones, con un nuevo enfoque en la atención médica, el desempleo, el crecimiento económico y la estabilidad.

 

Ariz. Christian U., George Barna to launch 'Christian Research ...

Con respecto al aborto, Barna advirtió: «era de esperar que el tema hubiera disminuido en importancia para los moderados y liberales», mientras que, de hecho, «fueron los conservadores los que se mostraron relativamente más propensos a indicar una disminución en la importancia de este tema».

 

Aún así, UIP puede ser una fuerza poderosa durante las elecciones.

 

«Todas las principales operaciones políticas, de todos los partidos, ahora tienen grandes datos y redes de activistas para mejorar su efectividad en las campañas electorales», señaló Katherine Stewart, quien escribió sobre las operaciones políticas evangélicas en «The Power Worshipers». «Sin embargo, una diferencia fundamental es que la máquina UIP que funciona para llevar a los votantes a las urnas está en la parte superior de una larga pirámide que opera en la esfera religiosa, casi totalmente libre de impuestos y protegida del escrutinio público».

 

*Publicado en The Intercept-Brasil, traducción de  Antenor Savoldi Jr.