Desgraciadamente, nuestro país ha pasado a ser el primer país del mundo en casos graves de covid-19 (hospitalizados en cuidados intensivos) en relación a su población, que es la medida pertinente para establecer el grado de probabilidad de cada nacional de estar en dicha categoría. Así, ha llegado a tener 88 casos por millón (1.689 personas), «superando» a Katar que tiene 81 (229).

 

También pasó del tercer al segundo lugar mundial en casos totales de enfermos por millón con 8.418 (160.846), «superando» a Kuwait que tiene 8.191 (34.952).

 

Y conserva su segundo lugar mundial en casos nuevos con 353 por millón (6.754 personas), después de Katar.

 

Respecto de personas fallecidas, Chile conserva su tercer lugar entre los países del hemisferio sur, con 150 personas por millón (2.870), luego de Brasil con 194 (41.162) y Perú con 185 (6.109).

 

Lamentablemente, la sistemática distorsión de estos datos en que incurren nuestros principales medios de comunicación (particularmente la TV) al sólo mencionar los números absolutos (que permiten comparar «peras con manzanas»); no solo mejora la «imagen» de los efectos de las políticas gubernativas; sino -lo que es muy grave- contribuye indirectamente a no tomar la debida conciencia de la extrema gravedad de la situación chilena; al quedar la imagen que los «que sí están muy mal» son Estados Unidos, Brasil y Rusia.

 

Deja una respuesta