Finalmente, tras una muy mala gestión de la pandemia covid-19, con 169 mil contagiados y más de tres mil fallecidos, el ministro de Salud Jaime Mañalich ha dado un paso al costado. En su reemplazo asume el doctor Enrique Paris, pediatra y expresidente del Colegio Médico entre el 2011 y el 2017. En su recepción al gobierno, Sebastián Piñera lo ha llenado de elogios:  “Asume hoy día el liderazgo del Ministerio de Salud en tiempos muy difíciles y de mucha adversidad, y eso refleja no solamente coraje, refleja también un profundo amor por Chile y los chilenos, y una profunda vocación de servicio público”.

 

Enrique Paris es médico cirujano de la Universidad Católica, pediatra de la Universidad de Chile y becado en cuidados intensivos pediátricos en la Universidad Católica de Lovaina Bélgica. En la Isla de Chiloé fue médico general de zona en el hospital de Achao, director de la posta de Curaco de Vélez y director del hospital de Achao. Posteriormente ejerció como jefe de servicio de unidad de cuidados intensivos del hospital Sótero del Río en Puente Alto, como director del Centro de Información Toxicológica UC y jefe del servicio de pediatría en la Universidad Católica.

 

También ha desempeñado importantes tareas gremiales y académicas, presidiendo el Colegio Médico por dos períodos entre 2011 y 2017. Luego, asumió la dirección del postítulo de la Escuela de Medicina de la Universidad Finis Terrae y el decanato de la facultad de ciencias de la Universidad Mayor.

 

La llegada de Paris ha sido recibida con cierta frialdad por el sector médico y, en especial, el político. Izkia Siches, presidenta del Colegio Médico, de quien fue muy crítico hace solo una pocas semanas, le ofreció toda su colaboración. Recordemos que Izkia tuvo varios roces con Mañalich, en cuanto el exministro no consideró en ningún momento las recomendaciones del Colegio para prevenir el descontrol de la pandemia.

Desde el área política las reacciones van desde la cautela, y la condena en cuanto Piñera ha designado a un incondicional suyo que muy probablemente no cambiará la línea que hasta ahora había llevado este ministerio.


 

Deja una respuesta