En las últimas semanas la diputada de la Unión Demócrata Independiente (UDI), María José Hoffmann, ha estado en la mira de la opinión pública debido a algunas declaraciones que ha realizado en defensa de la gestión del gobierno de Sebastián Piñera ante la pandemia del Covid-19.

Una de estas polémicas intervenciones fue aquella realizada en el matinal Contigo de CHV, donde la parlamentaria sugirió que Mauro Tamayo, el alcalde de Cerro Navia con quien discutía acaloradamente en ese momento, estaba planeando un golpe de Estado junto al jefe comunal de Recoleta, Daniel Jadue. 

Fernando Hoffmann Álamos

Esto significó no solo una reacción de Tamayo -quien echó mano a la historia reciente y le recordó que es la UDI, el partido de Hoffmann, el que tiene relación con golpes de Estado-, sino que también de  la ciudadanía, desde donde algunas personas sumaron un antecedente: el vínculo que el padre de la diputada tendría con la temida y macabra Escuela de las Américas. 

La Escuela de las Américas (SOA, por su nombre en inglés) es una academia de guerra del ejército de Estados Unidos fundada en 1946 en Panamá, y que desde 2001 pasó a llamarse Instituto de Cooperación y Seguridad del Hemisferio Occidental (WHINSEC, por su nombre en inglés).

La institución, que entrega entrenamiento militar a soldados y policías de América Latina, es conocida mundialmente por formar a los más brutales represores de las dictaduras de esta parte del mundo a través de manuales en donde se les enseña a torturar a los opositores a estos regímenes, instructivos que fueron revelados en el año 1996 en Estados Unidos.

Por ese entrenamiento pasaron, por ejemplo, criminales chilenos del calibre de Manuel Contreras, Álvaro Corbalán y Miguel Krassnoff, por nombrar solo algunos.

Y ahí también se graduó un uniformado de nombre Fernando Hoffmann Álamos, el que coincide con el del padre de la parlamentaria. Esto, según la información que logró compilar la organización internacional de Derechos Humanos School of the Americas Watch (SOA Watch), tras conseguir tener acceso a los registros de la Escuela de las Américas entre los años 1946 y 2004 a través de la Ley de Libertad de Información (FOIA, por su nombre en inglés), instancia a cargo del Departamento de Justicia de EEUU.

Imagen que correspondería a Fernando Hoffmann en su juventud

SOA Watch sistematizó la información y elaboró un listado con los nombres, el curso, el rango, el país de origen y las fechas de asistencia para cada participante de la SOA.

Como se observa en esta captura del extenso listado de GRADUADOS de la Escuela de las Américas difundido por SOA Watch, el nombre de Fernando Hoffmann Álamos aparece como subteniente y participando del curso «Basic Officer Orientation», consignándose solo la fecha del fin de su preparación, el 8 de febrero de 1974.

Deja una respuesta