El ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Jaime Arancibia Pinto, dictó auto de procesamiento en contra de siete miembros en retiro de Carabineros, por su responsabilidad en los delitos consumados de detención ilegal, secuestro con grave daño y aplicación de tormentos a Juan Carlos Muñoz Sánchez, Pablo Fuentes Quijada y Álvaro Vidal Pérez, ilícitos perpetrados en Valparaíso el 11 de septiembre de 1973.

En la resolución, el ministro Arancibia sindicó como autores de los delitos a Fernando Mac Farlan Aravena, Manuel Segundo Ancán Colicheo; Sergio Avendaño Vergara; Sergio Osvaldo Alcaíno Vergara; Mario Eliseo López Salazar, José Enrique García Pizarro y Ángel Segundo Lorca Fuenzalida.

Con los antecedentes recopilados durante la etapa de investigación de la causa, el ministro en visita logró establecer los siguientes hechos:

«El día 11 de septiembre de 1973, el querellante Juan Carlos Muñoz Sánchez y los denunciantes Pablo Fuentes Quijada y Álvaro Vidal Pérez, fueron detenidos por carabineros de la Tercera Comisaría Puerto, en circunstancias que se encontraban reunidos en la casa de Juan Carlos Muñoz, inmueble ubicado en Camino Cintura 2637, cerro Cordillera de esta ciudad. El contingente policial ingresó violentamente al patio de este inmueble, los apuntaron con sus armas. Álvaro Vidal señala que recuerda que hubo helicópteros desde los cual les disparaban. Posteriormente todos ellos son trasladados, en una camioneta Luv acostados uno encima del otro, y esposados hasta la referida unidad policial. En su trayecto, fueron golpeados por los carabineros aprehensores con las culatas de sus armas. Al llegar a la unidad policial, ingresan a todos los detenidos, entre ellos al querellante y denunciantes, en distintos calabozos. Posteriormente los mismos carabineros que los detuvieron, comenzaron a interrogarlos en duros términos, con golpes de pies y puños en distintas partes de su cuerpo, situación que les causó mucho dolor, tomando en consideración que Juan Carlos Muñoz y Pablo Fuentes Quijada eran menores de edad. Álvaro Vidal Pérez, resultó con graves lesiones en su columna deslizándosele la cuarta y quinta vertebra de la columna, en su parte posterior quedando hasta el día de hoy con graves secuelas, configurándose de este modo los delitos de Detención Ilegal, Secuestro con Grave Daño y Aplicación de Tormentos».

En la resolución, el ministro Arancibia agrega que: «Teniendo presente la situación sanitaria del país con ocasión del COVID-19, y siendo la mayoría de los procesados personas de la tercera edad, manténganse estos detenidos en sus respectivos domicilios, bajo custodia de Carabineros de su sector, en tanto se aprueba la resolución que les concederá la libertad provisional y que será dictada a continuación en trámite de consulta ante la Corte de Apelaciones de Valparaíso».

Deja una respuesta