El machi Celestino Córdova, condenado en la cárcel de Angol por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay, lleva más de 70 días en huelga de hambre sin una respuesta por parte de las instituciones del estado chileno.

Su estado de salud es de riesgo vital. En esta entrevista del portal Mapu Express la vocera del machi, Giovana Tafilo, explica sus demandas, que se enmarcan en la aplicación de los convenios internacionales respecto a los pueblos originarios.

Deja una respuesta