Así se llamó el histórico programa radial trasmitido desde Moscú diariamente, todas las noches, desde el día siguiente al golpe miliar en 1973, hasta el retorno a la democracia. Lo dirigió José Miguel Varas, notable periodista y escritor, con el apoyo de un conjunto de periodistas chilenos dentro y fuera de Chile. (1) No hubo nadie en Chile que dejara de seguir el programa. Con el oído pegado a la radio, para evitar ser denunciados por vecinos adeptos a Pinochet, Escucha Chile trasmitía “las noticias que la Junta esconde y prohibe”, tal como rezaba la frase con que se abría el programa.

 

Anoche tuvimos otro Escucha Chile. También se escuchó de Arica a Magallanes. Al igual que el programa radial, se inició a las nueve de la noche y se prolongó al menos, por una hora.

 

¡Qué concierto! Una orquesta multitudinaria, integrada por cacerolas, sartenes, ollas, pailas y fondos, azotados por diestros metales, resonó furiosa, en protesta por las tentativas inescrupulosas del gobierno de evitar la aprobación en el Parlamento del retiro del 10% de los fondos depositados en las AFP por cada imponente.

 

Piñera, asesorado por el Rasputin (2) Larroulet, urdió apresurado un nuevo paquete de apoyo a lo que él llama la clase media, lleno de ambigüedades y letras chicas que permitan defraudar a sus supuestos beneficiarios. Recurrieron al cohecho para intentar que parlamentarios de gobierno, favorables al proyecto, desistieran de su apoyo. Ofrecieron pegas y otros privilegios. El gobierno ha recurrido a cualquier forma de financiamiento que evite tocar la piedra maestra del modelo: las AFP.

 

Se insiste en descalificar la propuesta aprobada por la Cámara de Diputados con el slogan: pan para hoy, hambre para mañana, como si el sistema no significara hambre para hoy y para mañana.

 

    • Colaboraron con el programa, Volodia Teitelboim y periodistas como Ligeia Balladares, junto a Marcel Garcés, Miguel Garay, Eduardo Labarca, René Largo Farías, Guillermo Ravest, Mario Gómez López y otros.
  • Fraile místico, principal asesor en las sombras de los últimos zares rusos.

 

La votación de la Cámara aprobando el retiro de los fondos requería quorum calificado por tratarse de una modificación constitucional y se obtuvo gracias al apoyo de un buen número de parlamentarios oficialistas y la abstención de otros.

 

Es una gran victoria ciudadana, pase lo que pase en la votación de esta tarde.

 

Significa que no debemos esperar la aprobación de una nueva Constitución, para ir erosionando la que actualmente nos rige. El peso de la presión ciudadana no puede dejar indiferente a muchos parlamentarios oficialistas, conscientes de los anhelos y las angustias de quienes los eligieron.

 

También es una victoria del movimiento No más AFP y especialmente de Cenda, nuestro Centro de Investigaciones dirigido por los economistas Hugo Fazio y Manuel Riesco, que viene denunciando hace ya más de veinte años, que las AFP, no son un sistema de previsión social, sino que un mecanismo eficaz para el financiamiento de los grandes grupos económicos.

 

¡Que dulce Escucha Chile tuvimos anoche! Como cabía esperarlo, los noticieros matinales de la TV hoy día, silencian el cacerolazo y ponen el acento en los asaltos a supermercados ocurridos anoche, sospechosamente ignorados por las fuerzas armadas o policiales, con el propósito de criminalizar la protesta ciudadana. Es la técnica invariablemente empleada por el gobierno desde las manifestaciones de octubre hasta ahora. Piñera sigue en guerra contra un enemigo cruel y poderoso, que lo tiene entre las cuerdas sin haber disparado un solo cartucho.

 

Miguel Lawner

Deja una respuesta