Compañeras y compañeros de la Federación Obrera de Magallanes

PRESENTES

 

Decirles que es difícil empezar estas líneas sin destacar el inmenso aporte a las luchas obreras en nuestra región, de las cuales ustedes no solamente fueron parte, sino también los pioneros que sembraron la semilla que diera vida a la primera organización de trabajadores, dejándonos la tarea de construir una sociedad mejor, más justa y solidaria.

Decirles, que nos siguen orientando con el programa que acordaran  “Posesión del poder político por la clase trabajadora y transformación de los instrumentos en propiedad colectiva, social o común; y todas las medidas políticas que se hallen en concordancia con los derechos individuales, y que los más de  100 años que nos separan desde que ustedes se organizaran, han sido una constante de avances y retrocesos, de interminables luchas por ir mejorando las condiciones laborales y también por llegar a tener el poder político. No cabe la menor duda que llegamos a él, en 1970, junto con Salvador Allende, que inició el proceso más transformador y popular de nuestra historia y que provocó la ira de la oligarquía, tal cual les ocurriera a ustedes un 27 de julio de 1920.

A 100 años de la masacre de nuestra primera Federación Obrera de Magallanes, no podemos dejarlos pasar desapercibidos, sin mencionar el importante aporte que han sido para las generaciones que les han sucedido, que a pesar de que no se da cuenta de vuestra historia en las escuelas, liceos o universidades,  que se ha pretendido ignorar y desconocer la existencia de la FOM, siempre están presentes y más por estos días en que se generan distintas iniciativas para conocer de vuestra gesta y planteamientos, de los que muchos hoy tienen plena vigencia.

Deben saber que aún no se ha terminado con la explotación del hombre  por el hombre, el capital sigue gobernando por estos años y sigue la misma política de responder con violencia, muertes, torturas y mutilaciones a toda aquella expresión de movilización que ponga en juego sus intereses.

Puedo decirles también, que a pesar de las adversas circunstancias, nuestro pueblo trabajador a puesto estos últimos meses a través de grandes y masivas movilizaciones los acentos en aquellas demandas históricas, por generar transformaciones sustantivas que pongan en el centro al ser humano y no al capital o el mercado. Lo anterior a permitido un revés político importante a la derecha y también a quienes han sido sus cómplices en mantener un sistema injusto que beneficia a unos cuantos grupos económicos.

Contarles que nadie cree ya en las “instituciones” de la burguesía, que sabemos de la corrupción que se da en éstas y de cómo los grupos económicos financian las campañas y sobornan a parlamentarios.

Que los estafadores de las AFP tendrán que devolver un 10 por ciento de lo que se han apropiado y que ha comenzado una crisis profunda de este sistema neoliberal.

¿Qué más decirles?, que su lucha hoy está más presente que nunca, sígannos acompañando en esta tarea de transformar esta sociedad, que cambiaremos la constitución de la dictadura militar y pondremos en el centro al soberano para que decida su destino.

 

AGRUPACIÓN DE EX PRESOS POLÍTICOS Y FAMILIARES.

Deja una respuesta