En diplomacia, el mandar a cerrar un Consulado General está entre los actos de mayor hostilidad. Después de ello, lo único que queda es ordenar el cierre de la Embajada, o sea, rompimiento de relaciones diplomáticas. De ahí la gravedad del cierre del Consulado General de China en Houston en estos días.

China tiene cinco consulados generales en los Estados Unidos ( en Chicago, Los Angeles, Nueva York, San Francisco y Houston), y este último, aunque el menor de todos, cuenta con 60 funcionarios. La razón esgrimida por el Departamento de Estado para esta sorpresiva orden de cierre, sería por cuestiones de propiedad intelectual y alegado espionaje. La reacción china no se dejó esperar, y ya ha ordenado el cierre del Consulado General de los EEUU en Chengdú .

Lo de Houston equivale a la proclamación de la Doctrina Truman en 1947, esto es, uno de los pistoletazos iniciales de la ( primera) Guerra Fría . Hasta ahora, algunos veían el diferendo China-EEUU como uno comercial y tecnológico. Después de Houston es difícil sostener eso. El discurso del Secretario de Justicia William Barr en la Biblioteca Presidencial Gerald Ford en Grand Rapids, Michigan, hace unos días, con su crítica a los lazos de Hollywood con China, hacía eco de expresiones similares en los años cincuenta, sobre supuestos lazos de la industria del cine con la Unión Soviética.

Deja una respuesta