La ministra en visita de la Corte Marcial, Romy Rutherford Parentti, sometió a procesos a los generales en retiro del Ejército Juan Miguel Fuente-Alba Poblete y Humberto Patricio Oviedo Arriagada, en calidad de autores del delito reiterado de falsedad de documento público militar en las declaraciones de gastos reservados remitidas a la Contraloría General de la República.

En el caso de Fuente-Alba Poblete las declaraciones corresponden  a los años 2010, 2011, 2012 y 2013. En tanto, respecto de Oviedo Arriagada corresponden a los años 2014, 2015, 2016 y 2017.

Este proceso se enmarca en una serie de investigaciones que lleva Rutherford en relación al megafraude en el Ejército. Así, la ministra mantenía encausados a Fuente-Alba y Oviedo Rutherford por apropiación indebida de fondos públicos.

Al primero, Juan Miguel Fuente-Alba, por más de 3.500 millones de pesos, y a Hugo Oviedo por 4.500.

Esos dineros, se suman a los más de 10 millones de dólares del caso Milicogate, sobre el fraude al fisco de la exley Reservada del Cobre.

La jueza fue confirmada en su puesto a pocos días de ser publicada en el Diario Oficial la “Ley Rutherford”.

En concreto, el cuerpo legal modifica el Código de Justicia Militar (CJM) a modo de posibilitar la extensión en el cargo de ministros de Cortes de Apelaciones que integren Cortes Marciales y que estén a cargo de causas “de alta complejidad, duración e impacto público”.

La medida lleva el apellido de la ministra en relación a su trabajo investigando los desfalcos del Ejército y atravesó una discusión de ocho meses en el Congreso, debiendo además sortear el Tribunal Constitucional.

Fuente: Poder Judicial y Radio Bío Bío

Deja una respuesta