“Matamos a cuanto hueón pillamos” y “donde estaban los mástiles, a esos hueones los tuvimos toda la noche colgados ahí”. Ambas declaraciones corresponden a José Florentino Fuentes Castro, sargento de Carabineros en retiro, condenado por el Caso Degollados.

Sus confesiones forman parte de un audio inédito –publicado por CHV Noticias– y entrega detalles hasta ahora desconocidos de casos de detenidos desaparecidos y crímenes durante la dictadura cometidos en Neltume y Concepción.

 

“Agarramos a estos hueones. Matamos a cuanto hueón pillamos. Cuando se mataban los hueones empiezan los remordimientos. Entonces tomábamos un trago, pero yo muy poco, para curarse, para evadirse, volarse, qué se yo, cualquier huevada”, dice Fuentes sobre las matanzas en la zona precordillerana de Valdivia, lugar que fue ocupado por el MIR para implementar una resistencia armada en la década de los 80.

“No me da remordimiento, creo que lo que hice fue justo”, reflexiona luego.

El carabinero (r) que estuvo recluido en Punta Peuco por el asesinato de Manuel Parada, Santiago Nattino y Manuel Guerrero, agrega que “estando heridos los hueones, no tienen porqué hablar”.

“Entonces, es fea la hueá cuando uno le dice… puta, un hueón herido y rematarlo. Esa hueá es como cobardía, pero la hueá había que hacerlo”, señala.

 

Fuente: radio Bío Bío

Deja una respuesta