El Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago rechazó este lunes la solicitud de la defensa y mantuvo sujeto a la medida cautelar de prisión preventiva a Hernán Calderón Argandoña, imputado por el Ministerio Público como autor de los delitos de parricidio frustrado, disparo injustificado, daños; amenazas no condicionales y lesiones menos graves en contexto violencia intrafamiliar; porte o tenencia ilegal de armas y municiones. Ilícitos perpetrados entre junio y agosto pasado, en la comuna de Las Condes.

 

En la audiencia de revisión de medidas cautelares, la magistrada Mariana Leyton Andaur rechazó la solicitud de la defensa de Calderón Argandoña, a la cual adhirió en representante de la víctima, de modificar la cautelar vigente por el arresto domiciliario total del imputado.

 

Al resolver, la jueza sostuvo que «es un hecho que las víctimas suelen retractarse, no solo por temor sino que también por el amor filial (…), aquello precisamente hace que estos delitos sean de acción penal pública».

 

Respecto a la necesidad de cautela, el tribunal razonó que «no solamente surge por la calificación jurídica en relación con los hechos, sino que por la multiplicidad de ellos, la utilización de armas, el imputado tiene un evidente descontrol de impulsos (…) tenía armas de fuego registradas a su nombre, hacia deporte, pero además efectuó amenazas con ellas. Tenía armas corto punzantes y realizó con ellas distintos actos que generaron lesiones y daños. Además consta en la carpeta de investigación la declaración de familiares y otros hechos de amenazas, por lo que no solo es la seguridad de la víctima la que se encuentra en peligro, sino que de toda su familia y también la seguridad de toda la sociedad. En relación a estos antecedentes, el tribunal no da lugar a la solicitud de sustitución de prisión preventiva».

 

Reformalización

En la audiencia, además, el Ministerio Público reformalizó a Calderón Argandoña en tres de los hechos investigados: respecto al hecho 1, la imputación corresponde a amenazas no condicionales en contexto de violencia intrafamiliar y disparo injustificado.

 

Sobre el hecho signado como 2, el ente persecutor le imputa a Calderón Argandoña autoría en los delitos consumados de daños y lesiones menos graves en contexto violencia intrafamiliar; en tanto, en el hecho 3 precisó algunos aspectos de la imputación de parricidio frustrado, la cual mantuvo.

 

Según la fiscalía el 5 de junio de 2020, el imputado Hernán Calderón Argandoña ingresó al domicilio de su padre, ubicado en la comuna de Las Condes, lugar donde lo amenazó con una pistola marca Glock, arma que disparó en contra de una muralla, sin herir a la víctima.

 

Al día siguiente, el imputado volvió a ingresar al domicilio de su progenitor y tras una discusión y golpear a la víctima, procedió, con una cortapluma tipo mariposa, a destruir ropa, cuadros, vasijas y enceres del departamento.

 

En tanto, el 11 de agosto de 2020, Calderón Argandoña concurrió, una vez más, al domicilio de su padre y con un arma blanca, tipo corvo, procediendo a agredirlo en reiteradas ocasiones, causándole heridas cortopunzantes en brazos y manos.

 

Al día siguiente, 12 de agosto, funcionarios policiales encontraron al interior del domicilio del imputado, ubicado en la comuna de Las Condes, una pistola marca Glock, una escopeta Maverick y cartuchos 9 mm sin contar con autorización para su tenencia en dicho inmueble.

 

Finalmente, a solicitud de la defensa de Hernán Calderón Argandoña, el tribunal fijó para las 9 horas del próximo miércoles 23 de septiembre, a audiencia para discutir el sobreseimiento parcial y definitivo respecto del hecho singularizado como número 4.

 

 

 

Deja una respuesta